Circus Baobab. Entrevista. Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande.   
Martes, 16 de Marzo de 2010 19:47

 



CIRCUS BAOBAB
CIRCO ÁEREO ACROBÁTICO GINEANO

[2005-10-12]

LA ACROBACIA CIRCENSE Y LA DANZA
COMO LENGUAJE PARA CONTAR HISTORIAS
EL BAOBAB, SÍMBOLO DE ENCUENTRO DE CULTURAS.


CIRCUS BAOBAB
CIRCO ÁEREO ACROBÁTICO GINEANO

LA ACROBACIA CIRCENSE Y LA DANZA
COMO LENGUAJE PARA CONTAR HISTORIAS



EL BAOBAB, SÍMBOLO DE ENCUENTRO DE CULTURAS

La primera vez que oí la palabra Baobab, fue con la lectura de Le Petit Prince de Saint-Exupery. Con motivo de la llegada del Circus Baobab, he sabido que además de ser un frondoso y gigantesco árbol de ramas emuladoras de las raíces, es un Circo y también un punto de encuentro, en Guinea, de los habitantes de un poblado.

  • Baobab es el centro de encuentro, antiguo, del poblado – aclara Pierrot Bidon, el director del circo, con el cuerpo y la cara que nos colocan la mayoría de las películas sobre circo – y por extensión se transforma en lugar de encuentro, con lo que termina siendo un símbolo del encuentro. Por eso nuestro circo se llama Baobab, porque quiere ser un símbolo de encuentro de Guinea y todos los públicos.

El árbol Baobab es la única escenografía, sobre una puesta de sol de la sabana, al fondo. Y en esta ocasión, para el tipo de lenguaje con que trabajan sus historias – acrobacia, malabarismo, trapecio y demás vuelos por los aires – es el andamiaje perfecto para enganchar los trastos circenses.

UN CINEASTA EN EL ORIGEN DEL CIRCO

Todo comenzó en 1998 y de un modo inesperado. Laurent Chevalier, cineasta francés, filmaba un largometraje sobre un circo itinerante guineano: planos de acróbatas en las plazas de los pueblos, trayectos de desplazamiento, el día a día prosaico cuando el circo descansa. A excepción de este circo itinerante, no existía una Compañía Nacional de Circo. Sí el germen en potencia, ya que se contaba con excelentes acróbatas.

Con anterioridadd, ya desde los años 50, las ancestrales danzas africanas había fraguado y se habían codificado a partir de los ballets africanos de Keïta Fodeba.

Los gérmenes de lo que sería el Circo estaban diseminados: grupos de danzas con sus directores por un lado y acróbatas por otro, del distrito de Conakry. Se necesitaba alguien que aunase todos esos ingredientes y les insuflase un soplo de vida y coherencia a nivel de espectáculo. Chevalier lo encontró en un hombre de circo con fama de un todo-terreno en ese mundo. Se llamaba Pierrot Bidon. Sus credenciales eran el ser una figura clave en la evolución del circo contemporáneo francés. A él se le encomendaría la selección de artistas y el poner las bases del proyecto. Una idea estaba clara: no se quería un circo al uso.

Conversaciones de ida y vuelta y todo concluye en un enorme Baobab como único elemento escenográfico. Después vendrá el bucear en las ancestrales coreografías guineanas. Se pulen las acrobacias, los saltos en el trapecio volante, la cuerda lisa, el contorsionismo, el malabarismo y todo lo referente al cuerpo lanzado al aire. Pero no se trata de colocar número tras número, sino de crear un lenguaje – ese circense de las volanderías – para contar una historia. La narración se encuentra en las leyendas de la etnia bambara: La leyenda del mono tamborilero. Formada la compañía con 8 chicas y 20 chicos entre 15 y 25 años, se comienza un trabajo de creación colectiva, a través del prisma de contar una historia con el lenguaje del circo, de la danza y del canto. Éste fue su primer arranque.

EL LENGUAJE ACROBÁTICO PUEDE CONTAR HISTORIAS

La novedad estaba, pues, en utilizar el lenguaje del circo para contar historias:

  • El mundo del circo habla un lenguaje universal y permite el intercambio de las diferentes características culturales – añade Pierrot - . Utilizamos, pues este lenguaje para contar historias y ello supone que hay una interacción entre historia y lenguaje. A veces, como sucede en La leyenda del mono, el tratamiento de los monos viene muy de acuerdo con los saltos y acrobacias. Tales movimientos son consubstanciales al mono. Pero no obstante, el propio lenguaje del acróbata, incluso en esta historia que parece tan adecuada al lenguaje acrobático, necesita una adaptación. Por ejemplo, cualquier acróbata al caer debe hacerlo de pie, limpio y firme. De lo contrario es un fallo técnico. No obstante aquí hemos tenido que cambiar ese estilo, ya que son monos y su habitual movimiento al caer es hacerlo en cuclillas. En el próximo espectáculo Nimba se habla de la fatalidad. Ello nos obliga a hacer deambular una serie de animales. De ahí que tengamos que buscar las acrobacias adecuadas para exponer ese concepto y mimetizar, acrobáticamente, a los diversos animales.
Quiere decir que se buscan historias que puedan ser expresadas con el material circense, pero también la propia historia exige que haya que replantearse técnicas y material nuevo.

DJEMBÉ
  • En nuestro lenguaje teatral – especifica Pierrot – es el cuerpo lo importante. Hacemos hablar al cuerpo de los acróbatas. De hecho utilizamos muy pocos trajes. Por ejemplo los monos no vienen disfrazados de monos sino que es su cuerpo desnudo con un pequeño calzón con posaderas y cola, no van a salir desnudos, y a lo más llevan un mono de peluche a modo de mochila o gorro, que es como una segunda lectura. Pero lo que tengamos que transmitir, lo tenemos que hacer con el cuerpo de los acróbatas y sus movimientos.

KORA
La originalidad del Circus Baobab, con respecto a otras iniciativas como puede ser el Circo du Soleil, radica en utilizar las técnicas del circo acrobático a muy alto nivel, pero basadas en la tradición guineana y recuperando las danzas, canciones y músicas, así como los instrumentos locales como son el Balafón, Bolón, Kora, Djembé, Sampan, Dum dum

Como proyecto futuro está Nimba.
  • El término puede traducirse como fatalidad y es un homenaje a la mujer africana. Esperamos presentarlo para finales del 2006. Esta historia nos obliga a seguir trabajando sobre la danza africana, pero también encontrar nuevas acrobacias para otro tipo de animales que no son monos.

La génesis de cualquier espectáculo del Circus Baobab se crea a partir de una idea general. Entonces se comienza la investigación sobre tradiciones, sonidos, danzas y se van buscando formas nuevas de acrobacia. Siempre se recurre como base a una pequeña leyenda que está en el ambiente y que muchas veces se conoce a través de la tradición oral. Una figura emblemática es el Griot, o lo que podríamos llamar contador de historias. Él es la memoria del pueblo y el que transmite de generación en generación las diversas leyendas, las cuales están impregnadas de las ideas culturales y los interrogantes de la colectividad del pasado.

En este espectáculo el Griot, interpretado por Abdoulaye Kouyate, es el que dirige toda la trama, ayudado por su canto y por la Kora.

En la actualidad en Conakry (Guinea) hay una escuela de circo, que es heredera de otra más informal que existió en épocas pasadas: es el Centro Nacional de Acrobacia de Guinea. Tiene una duración de 3 años y los acróbatas que terminan se incorporan al circo. La base administrativa se reparte entre Conakry y Marsella (Francia). En esta última localidad se encuentran las oficinas, los talleres y los almacenes.

A pesar de que Nimba es ya un proyecto en marcha Pierrot Bidon lanza un S.O.S.:
  • Nimba va a ser un espectáculo precioso. Buscamos a gente con dinero para invertir. No se arrepentirán.

 

Más información

           Le singe de Saudieu - Crítica Teatro

           www.circusbaobab.org
 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande


MATADERO DE LEGAZPI
Paseo de la Chopera, 10
MADRID
Tf. 010
Metro: Legazpi – Línea 6
(Linea 3 cerrada, Servicio Alternativo
Bus E3 entre Legazpi y Argüelles)
Bus diurnos: 6,8,18,22,45,47,59,62,76,78,79,85,86,88,123,148,247)
Bus nocturnos: N12,N13,N14,N15
Bus interurbanos: 414,415A,415B,421,422,426,427,447,448