L'elisir d'amore. Donizetti-Michieletto-Capuano Imprimir

l elisir cartel 

 

 

 

L’ELISIR D’AMORE
Melodramma giocoso en dos actos

música
GAETANO DONIZETTI

libreto
FELICE ROMANI

director musical
GIANLUCA CAPUANO

director de escena
DAMIANO MICHIELETTO

intérpretes
BRENDA RAE  / SABINA PUÉRTOLAS,
RAME LAHAJ / JUAN FRANCISCO GATELL  / JAVIER CAMARENA,
ALESSANDRO LUONGO  / BORJA QUIZA ,
ERWIN SCHROTT / ADRIAN SAMPETREAN,
ADRIANA GONZÁLEZ

en el
TEATRO REAL
(SALA PRINCIPAL)
de
MADRID

Del 29 de  octubre al 12 de noviembre de 2019

El 2 de diciembre de 2013 se estrenaba en el Teatro Real de Madrid una coproducción del Teatro Real con el El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia. Lo insólito de  aquella producción era la traslación  de lugar y época. En el original nos encontramos en una pequeña aldea del País Vasco (la edición inglesa la trasladará a una pequeña localidad italiana) a  finales del s. XVIII. La versión que nos ofrece el director de escena Damiano Michieletto, la acción se  desarrolla en el siglo XXI y en una playa del Mediterráneo.  

  Elisir 2797x B Elisir 2790x b
  ACTORES
FOTO: JAVIER DEL REAL
 BRENDA RAE Y ACTORES
FOTO: JAVIER DEL REAL

Ahora se recupera la misma producción dirigida musicalmente por Gianluca Capuano, que debuta en el Teatro Real. En los papeles protagonistas se alternan Brenda Rae  / Sabina Puértolas (Adina), Rame Lahaj / Juan Francisco Gatell  (Nemorino), Alessandro Luongo / Borja Quiza (Belcore), Erwin Schrott / Adrian Sampetrean (Dulcamara),  y Adriana González (Gianetta)

El 9 de noviembre el tenorJavier Camarenainterpretará a Nemorino, antes de la Gala del Teatro Real el 13 de noviembre y del inicio de los ensayos de Il pirata de Vincenzo Bellini que se estrenará el 30 de noviembre de 2019.

Nemorino es un joven campesino, ingenuo y taciturno. Está enamorado de la hermosa Adina, hija de terrateniente, pasa olímpicamente de Nemorino. Adina lee a sus trabajadores la historia de Tristán e Isolda, donde una bebida mágica redime las fechorías de Tristán. Nemorino se persuade que con una poción mágica podrá conseguir a Adina y separarla del petulante sargento Belcore, que propone matrimonio a Adina delante de todos. Llega el doctor Dulcamara, charlatán de profesión, que vende una sanadora poción. Nemorino relaciona rápidamente la poción de Dulcamara con la de Isolda y hará todo lo posible por conseguirla…. 

DAMIANO MICHIELETTO
MOSTRAR LA HUMANIDAD  DE LOS PERSONAJES

En la versión de Damiano Michieletto, el lugar es una playa con su torre para el socorrista y el chiringuito de Adina. Nemorino es un empleado de la playa para poner las sombrillas y las tumbonas. Belcore es un sargento de la marina y Dulcamara un espectacular promotor, como pide la sociedad de consumo, de un nuevo refresco. El resto del personal es el propio de una playa vistiendo bañadores y pareos, que juega sobre la arena, toma el sol y bebe.

l elisir 1 b  
DAMIANO MICHIELETTO
FOTO-VIDEO: TEATRO REAL
 

Con esta versión, según Damiano Michieletto, lo que ha querido es

mostrar la humanidad  de los personajes, y para ello teníamos que encontrar un lugar que pusiera en contacto a estos personajes. Terminamos por inventar la posibilidad de ubicar la historia en una playa. Así pues, toda la historia transcurre en un día, una noche y el día siguiente en una playa, en la cual  se da la posibilidad de que las relaciones entre estos personaje sean naturales y de una gran potencial. Mi historia de L'elisir d'amore es una historia de amor de verano en una playa. En esta playa hay un  joven humilde, Nemorino, que es el encargado de llevar la sombrillas, limpiar los baños… Trabaja ahí. En la playa también hay una chica, Adina, que  tiene un bar, un chiringuito. Y hay una historia de amor entre estos dos personajes. Hay otro personaje, Belcore, que es un militar, un marinero, que está de permiso y tiene poco tiempo para disfrutar de la playa y de las chicas.  Así que inmediatamente busca una chica y se enamora  de Adina. La historia continúa con la llegada de Dulcamara que llega a la playa vendiendo y anunciando productos para el cuerpo. Hay un momento en que Adina finge estar enamorada de Belcore, aunque lo hace para poner celoso a Nemorino, y Nemorino cree que está cambiando porque ha bebido el producto que anuncia Dulcamara.  El cambio no es  real, es una sugestión. Al final Adina se da cuenta de lo mal que ha tratado a Nemorino, y se da cuenta de cuan profundo es el amor que Nemorino siente por ella.  La historia termina con este amor entre ellos. Si el amor continuará al día siguiente o no, no sabemos. Este es el recorrido de la historia.

DULCAMARA VIENE DE
UNA EXPERIENCIA PERSONAL EN LA PLAYA

  Elisir 7556x B
  BRENDA RAE / JUAN FRANCISCO GATELL
FOTO: JAVIER  DEL REAL

Esta adaptación no es pura invención por parte de Damiano ya que

el personaje de Dulcamara viene de una experiencia personal en la playa, en verano. Un tipo y un grupo de chicas llegaron en un coche vendiendo productos para el cuerpo.  Iba simplemente por la arena con el coche. Me di cuenta de dos cosas: él iba anunciando y tenía éxito porque vendía bebidas, crema solar…en un momento en que todo el mundo iba casi desnudo y quería lucirse. Para todo el mundo era importante el aspecto físico. En segundo lugar, tenía éxito porque toda esa gente en la playa, incluido yo, no teníamos nada que hacer, así que  alguien que  llega haciendo un poco de  ruido, todo el mundo se acerca porque no tiene nada qué hacer. Así que lo tomé como inspiración para el personaje de  Dulcamara, que hace del lugar que ocupa en la playa un gran  anuncio publicitario.   

Damiano Michieletto (Venecia, 1975) se graduó en producción teatral y ópera en la escuela Paolo Grassi de Milán y en literatura moderna en la Universidad de Venecia. Ha dirigido La gazza ladra en el Festival Rossini de Pésaro, Il corsaro, Luisa Miller y Poliuto en la Opernhaus de Zúrich, la trilogía Mozart/Da Ponte y Die Zauberflöte en el Teatro La Fenice de Venecia, Die Entführung aus dem Serail en el Teatro San Carlo de Nápoles, La scala di seta, Un ballo in maschera y Falstaff en el Teatro alla Scala de Milán, Il barbiere di Siviglia en el Grand Théâtre de Ginebra, Il trittico, Idomeneo y A Midsummer Night’s Dream en el Theater an der Wien y The Rake’s Progress en la Ópera de Leipzig. También ha dirigido La bohème, La cenerentola y Alcina en el Festival de Salzburgo, Guillaume Tell, Cavalleria rusticana y Pagliacci  en la Royal Opera House de Londres. Recientemente ha dirigido Il viaggio a Reims en el Teatro Bolshói de Moscú y en la Opera House de Sídney y Don Pasquale en Londres. En el Teatro Real ha dirigido L’elisir d’amore (CLIKEAR) (2013).

L'ELISIR D'AMOR e IL PIRATA,
ÓPERAS DE TRANSCIÓN y
PROGRAMADAS EN LA TEMPORADA 2019/20

L'elisir d'amore se considera una ópera de transición en el mundo de Donizetti como lo es Il Pirata de Bellini, ambas programadas para la temporada 2019/20. ambas con el mismo libretista, Felice Romani, el cual encarna de lo que es la transición, desde Metastasio y Carlo  Goldoni a lo que será el romanticismo en la ópera.  A Romani se le ha definidoo como escritor clasicista convertido en romántico.  Joan Matabosch, director artístico del Teatro Real recuerda que

Elisir 2709x B 
 BRENDA RAE / ALESSANDRO LUONGO
FOTO: JAVIER DEL REAL

L'elisir d'amore es una ópera bufa de estructura muy convencional, pero en el que el autor inserta ya personajes que entran muy directamente en lo que  va a ser el mundo del romanticismo. En el caso de Il Pirata de Bellini, lo que hace el compositor es ajustar muy drásticamente del código de lo que  era la ópera seria de la época, inspirada en el mundo rossiniano y lo adapta a lo que  va a ser  unos tiempos que desembocarán en un estilo completamente diferente. 

ÓPERA BUFA Y ROMANTICISMO EN
L'ELISIR D'AMORE

 l elisir 2 B  
 GIANLUCA CAPUANO
FOTO: www.madridteatro.net
 

En 2013 Marc Piollet y Vicente Alberola se encargaban de la dirección musical (CLIKEAR). En esta ocasión es Gianluca Capuano (Milán). Graduado en filosofía por la Universidad de Milán, estudió órgano, composición y dirección de orquesta en el conservatorio de Milán, especializándose en música antigua en la Scuola Civica. En 2005 funda el conjunto vocal e instrumental Il Canto di Orfeo especializado en música barroca, con el que actuó en el Teatro alla Scala de Milán con Die Soldaten. Se le conoció internacionalmente dirigiendo Norma (Festival de Edimburgo) junto a Cecilia Bartoli. Ha dirigido Artaserse de Vinci y Leucippo de Hasse (Ópera de Colonia). Ha colaborado con los cantantes Michael Chance, Emma Kirkby, Max Emanuel Cenčić, Philippe Jaroussky, Diego Fasolis y Lorenzo y Vittorio Ghielmi. Desde febrero de 2019 es director principal de Les Musiciens du Prince y debutó con ellos en el Festival de Salzburgo con Ariodante, y volvió con La donna del lago. Recientemente ha dirigido Guillaume Tell (Choregies d’Orange), La morte d’Abel y Alcina (Salzburgo) e Il barbiere di Siviglia en el Teatro Massimo de Palermo.

Es una época de transición, seguramentey L'elisir d'amore se estrenó en Milán en 1832 en el Teatro de la Canobbiana. Milán es mi ciudad y conozco bien la historia de ese período. Era un período de transición en el que acaecían cosas muy interesantes en Italia: pocos meses antes del estreno de L'elisir d'amore, Bellini había estrenado Norma en Milán. Hay que imaginar a los espectadores de aquella época poder escuchar dos obras maestras de dos autores del "bel canto italiano ".

En el caso de L'elisir d'amore, Gianluca destaca características diversas.

  Elisir 1176 B
  ERWIN SCHROTT, ACTORES Y CANTANTES
FOTO: JAVIER DEL REAL 

La definición del libretista es "Melodramma giocoso", que viene a ser una contradicción, porque, en realidad, es la inauguración de un nuevo género, que tiene precedentes. Basta pensar en el Don Giovanni de Mozart, que  da Ponte, su libretista de  Mozart, lo define como "Dramma giocoso", por su relación con la ópera de finales del s. XVIII.   Este mezclar géneros es muy evidente en L'elisir d'amore y en particular en las escenas nostálgicas, cuando Nemorino, en el segundo Acto después de muchas peripecias entre los personajes, todos se detiene y  Nemorino canta el aria que vendrá a ser celebérrima: Una furtiva lacrima, la cual Donizetti la tenía ya escrita y la rescató para utilizarla en esta obra, probablemente porque  el primer un tenor quería un aria  importante. En realidad era una romanza porque  no tiene  la forma típica de aria con cavaletta, pero ha sido famosísima. En ella Donizetti muestra no solamente su capacidad de orquestador, pues hay  muchos colores particulares como es un arpa que hace el contracanto a Nemorino

Otro aspecto a destacar es el uso por primera vez en la historia de la ópera

de una tonalidad muy compleja, en si bemol menor. Tiene tantos bemoles que es algo bastante inédito, lo cual se ve que quiere experimentar nuevos colores. Hay que recordar que a cada tonalidad asocia un tipo de sonido diverso por parte de la orquesta. No todas las tonalidades suena iguales, por así decirlo.

Existen también otras transposiciones y parece ser que pretendía experimentar

el mezclar el género bufo con el género melancólico, que pocos años antes había estado utilizado por Rossini. En 1828/29 Rossini escribe en París su última gran ópera Le Comte Ory y Guillermo Tell, y después termina de escribir. Ya no tiene inspiración, pero no sabemos por qué. Es como si él pasase el testigo a los jóvenes que llegaban, y en particular a Bellini y Donizetti, que continuaron este elemento fuertemente romántico que explota en Guillermo Tell.    

Este elemento romántico que procede de Alemania, entra en la ópera italiana a través de algunas figuras como es

Elisir 0576 b  
BRENDA RAE, ACTORES Y CANTANTES
FOTO: JAVIER DEL REAL
 

un compositor que, por desgracia, hoy no sube al escenario como es Alessandro Rolla, que fue un gran virtuoso de la viola, del violín. Tocaba siempre con Pagannini, el cual siempre quería tocar en concierto con él. Alesandro fue el primer director de orquesta en el estreno de L'elisir d'amore, en Milán. No podemos pensar en aquellos directores de orquesta como la figura moderna como lo que  yo hago moviendo las manos. Entonces el director de orquesta dirigía tocando el violín. Era el primer violín y coordinaba las diversas partes. Alessandro Rolla fue el primero que trajo la música de Beethoven a Italia. Era el primer violín en el Teatro alla Scala en el primer decenio de 1800, y fue el primero en dirigir alguna sinfonías de Beethoven en Milán. Era una gran novedad par a los espectadores milaneses, y fue pocos años después de la muerte de Beethoven en el 1827 y aquí estamos en el 1832. Por lo tanto este elemento romántico que  viene asumido por la ópera italiana lleva a cambiar el lenguaje, de alguna manera.  El lenguaje de la ópera italiana de aquella época provenía de Mozart, del clasicismo vienés y Rossini lo lleva por otra dirección, y Donizetti y Bellini siguen este  modo de escribir haciendo un género en sí mismo.

A nivel musical Gianluca apunta que en L'elisir d'amore hay citas de Mozart, Rossini, alusiones al romanticismo. Hay continuas citas.

  Elisir 3224x B 
   ALESANDRO LUONGO / BRENDA RAE
FOTO: JAVIER DEL REAL
   Elisir 6793x B
  BRENDA RAE / JUAN FRANCISCO GALLET
FOTO: JAVIER DEL REAL 

Yo he dirigido siempre la música antigua, y sólo desde hace 5 o 6 años dirijo ópera y por eso posiblemente me divierte tanto hasta ahora. Para mí es importante aproximarse a ella sin prejuicios de la así dicha tradición. Hay que encontrar la vitalidad que tiene la obra. En una puesta en escena como ésta es algo nuevo. inspira y a mí un tiempo más rápido, del cual los cantantes se lamentan. Es un modo de  hacer teatro en la ópera. Espero que el público sepa captar este aspecto de recreación que habla a la gente de hoy.    

Esta versión sorprende por el movimiento continuo de todos los actores con una serie de juegos de playa, lo cual puede crear dificultad en los cantantes. Esta es una vieja polémica y de, hecho, algunos cantantes censuran el movimiento excesivo en escena. A este respecto Gianluca recuerda que

En la historia del melodramma la parte actoral del cantante siempre ha sido fundamental. Los grandes cantantes del pasado eran grandes actores. Bellini tiene  un bella definición cuando habla del propio canto, habla de un cando "declamado" y este "canto declamado" alude a la capacidad dramática de los cantantes, es decir la capacidad actoral. Eran grandes actores. Los grandes dramas pueden ser ajenos a la puesta en escena. La ópera surge sobre la escena con todas las dificultades que puedan existir. Ahí se ve qué cantante es  un buen actor y quien solo debe cantar en concierto.  

DONIZETTI DE SU TRAGEDIA PERSONAL
A LA ÓPERA  BUFA

La vida de Donizetti (zona suburbana de Bérgamo) no fue un camino de rosas a nivel familiar personal: procede de una familia muy pobre y la tragedia se ceba con la muerte de sus hijos, de sus padres y su mujer. Poco años antes de morir, fue preso de la locura.  Sus óperas cultivan el género dramático, pero no obstante no resistió la tentación de la ópera bufa.

El género bufo había alcanzado un gran éxito - recuerda Gianluca Capuano. La ópera bufa nace en Napóles y se exporta a Venecia. Todos los grandes compositores si querían presentar unas buenas credenciales escribían ópera bufa, porque al público le gustaba. Es un género para el que escriben con gusto y en Italia en modo particular. A medida que avanza el tiempo, el gusto cambia y la ópera bufa se transforma. L'elisir d'amore es un testimonio de  esta transformación hacia el paso a Verdi quien no escribe una verdadera ópera bufa. Por ejemplo Un giorno di regno con libreto de Felice Romani tiene elementos bufos, pero, seguramente, va en otra dirección. Obviamente la relación con la vida privada de Donizetti podemos sólo especular. A mi parecer era una cuestión de mercado. Para estar en el mercado había que escribir ópera bufa. Se puede ver en Rossini que empieza con farsas simples en un Acto en Venecia al inicio, pero después escribe cosas más complejas y aborda la ópera seria que conocemos. Es curioso como el estreno de L'elisir d'amor se estrena en Milán en el Teatro de la Canobbiana y no alla Scala. La Canobbiana era un teatro más popular mientras que alla Scala iba la nobleza. L'elisir d'amore tenía un "target" popular y fue muy popular en vida de Donizetti y repuesta muchas veces.     

Donizetti fue un compositor que componía a gran velocidad y resultaban obras maestras, apunta Joan Matabosch. Murió a los 50 años y compuso 75 óperas. Emilia Blanca, la viuda de Felice Romani escribió una biografía de su marido y aparecen compositores de su entorno. En el momento en que trabajaban Donizetti y Romani en L'elisir d'amore y tenían que hacerlo en15 días, Emilia cuenta por boca de Donizetti:

"Me detuve un momento para ver si me entregaba algo (Felice Romani). De hecho mi buen amigo me entregó un dúo completo. Mientras yo leía los versos, me sentí tan inspirado, que, sin darme cuenta, empecé a leerlos ya puesto en música. Quise tomar nota y esta noche antes de acostarme quiero orquestarlo y entregarlos mañana al copista".    

Joan Matabosch recuerda que Flaubert  decía de Donizetti que era un compositor "con un talento increíble y un fecundidad, todavía más increíble, sólo superada por los conejos".

DEL L'ELISIR D'AMOR DE2013 AL  DE 2019,(CLIKEAR)

Elixir 2393 B copia
L'ELISIR D'AMORE (2013)
FOTO: JAVIER DEL REAL

CAMBIOS EN LA PRODUCCIÓN
A LO LARGO DE LAS REPOSICIONES

  Elixir 5985 b
  JOSÉ CARBO / MARÍA TILLING (segundo reparto 2013)
FOTO: JAVIER DEL REAL
   Elixir 1586 B
   CELSO ALBELO Y CORO (primer reparto 2013)
FOTO: JAVIER DEL REAL

De la producción de 2013 a la de este 2019, según Joan Matabosch ha tenido un éxito colosal y ha sufrido cambios escenográficos notables, a veces surgidos por necesidades prácticas de espacio, pero que luego se han visto pertinentes y mejores. Se ha presentado en el Teatro de la Monaie de Bruselas, en Palermo, en el Festival de Macerata, entre otros. Está dando la vuelta al mundo porque

es una muy buena  idea para explicar L'elisir d'amore, porque necesita ese marco bufonesco extremo, ya que la  trama, aparentemente, es puramente convencional: un elixir que  vende un pequeño estafador de feria. Es una trama mega típica de ópera bufa, pero el elixir, en esta obra, no juega ningún papel. Está en el título, pero lo que mueve los sentimientos de los personajes no está en el elixir. La obra va de lo poco que cuenta el elixir, sino el hecho de cada personaje reconozca el amor en el otro y eso haga que caiga rendido al darse cuenta de ello. Entonces lo que hace Michieletto es crear un marco pasado de rosca con esa playa que alude al mundo de la comedia napolitana, del arlequino y de la Commedia dell'arte, que es una metáfora muy buena y dentro inserta esos personajes reales que ya tienen otro código. Por lo  tanto el motivo por lo que funciona muy bien este espectáculo es porque la idea de partida es exactamente el código en el que está escrita la obra. Por eso funciona. Aparentemente es muy chocante el que se levante el telón y veas una playa, pero al cabo de un momento te das cuenta que el director de escena juega a reproducirte  con ojos actuales exactamente el código con el que  Donizetti escribió la obra.

CAMBIOS PERTINENTES
SIN DAÑAR EL CONCEPTO INICIAL  

Cuando se estrenó en el Teatro Real en el 2013, Joan Matabosch apunta que, probablemente,

la idea de partida estaba desarrollada a extremos brillantísimos, pero a medida de las reposiciones en otros sitios, el propio director de escena y el escenógrafo han visto que había soluciones mejores para resolver, dentro del mismo concepto, determinadas escenas. Por ejemplo en el segundo Acto en la versión de 2013 había un enorme tobogán de agua, que  respondía muy bien a una playa tomada por la gente  en vacaciones, en esta versión de 2019 es un enorme pastel de bodas hinchable que alude mucho más a lo que está pasando en la trama. Por lo tanto vamos a ver  una producción que conceptualmente es la misma, pero en la que hay muchos cambios destinados a limar  un poco esa brillantez un poco vacua y se sustituye por cosas mucho más pertinentes dentro de ese mismo concepto. Es otro espectáculo, pero conceptualmente es la  misma producción. Ahora está muy bien acabado. En el 2013 estaba en fase de creación y ahora tenemos la producción tal como tiene que ser.  

Elixir 2989 B

L'ELISIR  D'AMORE (2013) TOBOGÁN DE AGUA
FOTO: JAVIER DEL REAL

 

FUNCIÓN
29, 30 de octubre de 2019: 20:00 horas
2, 4, 6, 7, 8, 9, 11, 12 de noviembre de 2019: 20:00 horas
Domingos 3, 10 de noviembre de 2019: 18:00 horas

PRECIO
Estreno: De 398 € a 15 €
Normal: De 229 € a15 €

  Elisir 0060 B
  BRENDA RAE / RAME LAHAJ
FOTO: JAVIER DEL REAL
  Elisir 0114 B
  JUAN FRANCISCO GATELL / SABINA PUÉRTOLAS
FOTO: JAVIER DEL REAL

Título: L’elisir d’amore (Melodramma giocoso en dos actos)
Música: Gaetano Donizetti (1797 – 1848)
Libreto: Felice Romani, basado en el libreto de Eugène Scribe para la ópera Le Philtre (1831)  de Daniel.Françoise-Esprit Aubert
Estrenada en el Teatro Cannobiana, Milán, 12 de mayo de 1832
Estrenada en el Teatro Real, 4 de enero de 1851
Escenógrafo: Paolo Fantin
Figurinista: Silvia Aymonino
Iluminador: Alessandro Carletti
Responsable de la reposición: Eleonora Gravagnola
Asistente del director musical: Jonathan Santagada
Asistente del director de escena: Marcos Darbyshire
Ayudante del director de escena: Mónica Rodríguez
Producción del Teatro Real, en coproducción con El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia
Con el patrocinio de: ENDESA

EDICIÓN MUSICAL : 
L’elisir d’amore, de Gaetano Donizetti
Libreto de Felice Romani
Casa Ricordi S.R. L. di Milano. / Editores y propietarios

Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real
Intérpretes:
Actores: Diana Samper, María González, Susana Lara, Estibaliz Barroso, Mirko Corchia, Javier Toca, Raúl Santos, José Carpe, Mª Carmen Sáez del Castillo, Vicente Conesa
Actores niños: José Luis Olmedo, Arkaitz Guimera, Daniela Jiménez, Carla Reifs
Adina: Brenda Rae (Días 29, 2, 4, 6, 8, 10, 12) / Sabina Puértolas (30, 3, 7, 9, 11)
Nemorino: Rame Lahaj (29, 3, 7, 10, 12) / Juan Francisco Gatell (30, 2, 4, 6, 8, 11) / Javier Camarena (9)
Belcore: Alessandro Luongo (29, 2, 4, 6, 8, 10, 12) / Borja Quiza (30, 3, 7, 9, 11)
Dulcamara: Erwin Schrott (29, 2, 4, 6, 8, 10, 12) / Adrian Sampetrean (30, 3, 7, 9, 11)
Giannetta: Adriana González
Director del coro: Andrés Máspero
Director musical: Gianluca Capuano
Director de escena: Damiano Michieletto
Duración Aproximada: 2 horas y 45 minutos - Acto I: 1 hora y 5 minutos / Pausa de 25 minutos / Acto II: 1 hora y 10 minutos
Reestreno en Madrid: Teatro Real (Sala Principal), 29 - X - 2019

Más información
     L'elisir d'amore. Los intérpretes
 
     
José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

FOTO:
BOGUSŁAW TRZECIAK

TEATRO REAL
Director: Joan Matabosch
Plaza de oriente s/n
28013 – Madrid
Tf. 91 516 06 60
Metro: Ópera, líneas 2 y 5, Ramal Ópera-Príncipe Pío, Sol, líneas 1, 2 y 3
Autobuses: Líneas 3, 25 y 39
Parking: Plaza de Oriente
Cuesta y Plaza de Santo Domingo, Plaza mayor

www.teatro-real.com