Los otros Borja (relato vasco) los actores Imprimir

LOS OTROS GONDRA (RELATO VASCO)
(Premio Lope de Vega 2017)
de
BORJA ORTIZ DE GONDRA
HABLAN LOS ACTORES

mailgondra collage copia
JESÚS NOGUERO / BORJA ORTIZ DE GONDRA / SONSOLES BENDICTO / CECILIA SOLAGUREN / FENDA DRAME / LANDER OTAOLA
FOTO: PRODUCTORA

En enero de 2017 se estrenaba Los Gondra (una historia vasca) de Borja Ortiz de Gondra en el Centro Dramático Nacional. Abordaba 100 años de la historia de una familia vasca marcada por la violencia y los secretos, desde las guerras carlistas del siglo XIX hasta el momento actual. Fue éxito de crítica y público. La obra, en opinión del propio autor, planteaba una serie de preguntas:

¿Nadie es capaz de romper la cadena de la culpa y otorgar un perdón que nos evite seguir repitiendo siempre los mismos errores?
¿Cuándo podremos mirarnos por fin a los ojos sin desconfiar del otro?
¿Nunca aceptaremos al que piensa distinto, al que habla distinto, al que quiere distinto?

Ahora vuelve el autor con un título similar Los otros Gondra (relato vasco), donde Borja intenta encontrar respuestas. Son cinco los actores que relatan su experiencia y el perfil de  sus personajes

LOS PERSONAJES

SONSOLES BENEDICTO, la Madre

  GONDRA 49 B
  SONSOLES BENEDICTO
FOTO: www.madridteatro.net
  GONDRA 51 c
  JESÚS NOGUERO
FOTO: www.madridteatro.net

Sonsoles Benedicto vuelve a interpretar a la Madre.

  • Sabe perfectamente cómo está el país, cómo ha estado y cómo sigue estando. Creo que eso ocurre en todos los países y en este País. Yo soy castellana, de Cuenca, y, también, las familias castellanas se las traen con las herencias, los recuerdos... Esta mujer ha pasado ya todo aquello. Viene su hijo de lejos y quiere volver otra vez a contar la historia y las cosas que nuca ha vivido. Tengo un hijo que es una cosa bárbara, que es el personaje de Borja. Discutimos porque es el que viene de fuera y no sabe  lo que ha pasado. Viene a empatar y se enfrenta con la madre. La madre lo que quiere es el olvido y no volver a remover todo. Hay una generación que tiene que enterarse delo que ha pasado, pero con tranquilidad y sin rencor. Quieren estar en paz y tranquilos. Esto es lo que le pasa a esta madre. Es amorosa, como todas las madres; ha sufrido y ha vivido épocas difíciles y sigue viva. Es una Gondra que tiene una gran fuerza. Es una resistente. Llega el momento de su muerte y queda el apellido, pero no quiere que el apellido vuelva otra vez con rencillas y reparto de  cosas. Y ahí lo dejamos. Aquí todos nos sentimos Gondra y quiero  a mis personajes y los admiro.

JESÚS NOGUERO, Borja - el hijo

El tan llevado y traído hijo se desdobla escénicamente entre el autor Borja Ortiz de Gondra y el actor Jesús Noguero, para quien

  • está siendo un viaje muy bonito y muy interesante, y estoy aprendiendo mucho. Mi personaje que es Borja y que sería como el Alter Ego del autor real, profundiza en algo que está muy bien pues consigue entrar en detalles muy sutiles que  tienen que ver con alguien que se tiene que  ir de su pueblo porque no es aceptado en la Comunidad por su condición de homosexual, de no entender nada de lo que pasa aquí y no me interesa y además no soy reconocido. Sin embargo es alguien que tiene una profunda necesidad de ser aceptado en esas propias raíces que, en un primer momento, le rechazan. Se va en un momento de mucho conflicto familiar huyendo y en el transcurso de los años se da cuenta de que ha cometido una falta y ahora trata de expiar esa culpa, por haber abandonado a su familia, a la gente que necesita que le reconozca y de esta manera se entra en la dificultad de entender al otro, perdonar al otro y asomarse al dolor. Viene con esta intención sanadora y se encuentra con el tono de "Tú vienes aquí, pero te fuiste y has estado viviendo tu vida tan ricamente, y ahora vienes a hacer un teatrito con nuestro dolor, y se encuentra con esta barrera por delante. En este conflicto se consigue tocar la médula de esta dificultad: entender al otro, ser capaz de perdonar al otro, no desde una cuestión católica o dogmática, sino de poder ver el dolor del otro. Hay un  momento que dice "¡Muéstrame tu dolor! No te  pido nada más. Si tú me muestras tu dolor, a lo mejor yo soy capaz de perdonarte." En ese núcleo araña esta función muy profundamente.    

CECILIA SOLAGUREN, Ainhoa

  GONDRA 57 B
  CECILIA SOLAGUREN
FOTO: www.madridteatro.net

Cecilia Solaguren interpreta a Ainhoa. Destaca lo interesante que ha sido estar en los dos montajes.

  • En Los Gondra interpreto un personaje y en Los otros Gondra otro, que está en el lugar opuesto del anterior. Me he dado cuenta de que tanto uno como otro, aparte de la situación concreta que viven de la situación socioeconómica del País Vasco, encaran su conflicto desde un lugar emocional. Por eso cada una tiene sus razones para defender lo que defienden. No podía ser de otra manera. Ainhoa tiene un viaje muy gordo, muy conflictivo, muy descarnado y muy difícil en este Los otros Gondra. Podemos ver al personaje en varias épocas. Creo que encarna, también, lo difícil que es transitar política y socialmente de un sitio a otro. Sufre las transiciones en sus carnes de una manera muy salvaje. Tiene que vivir unos cambios muy fuertes, estando muy sola y en situaciones muy difíciles, y con mucha desesperación, agarrándose al cariño, al amor, a encontrar familia que le acompañe. Buscar desesperadamente algo que le una o a una tierra, o a una persona o a otra persona de otra tierra. Tengo mucha curiosidad de cómo lo va a recibir el público, pues es el que completa nuestro trabajo. Ver qué destaca, qué no destaca, que nos dice, porque nosotros hemos trabajado en familia, en la intimida y con nuestra máxima pureza. Ahora eso hay que abrirlo a la gente. Es, pues, algo entre miedo, curiosidad y mucha alegría.     

El personaje de Ainhoa transita de una situación política a otra, no obstante Cecilia matiza que

  • le he encarado el personaje desde un lado personal. No veía otra  posibilidad de hacerlo. Está metido en un lugar y una ideología, y luego ella misma se  va transformando y entendiendo que necesita hacer otra cosa con su vida, pero el motor de todo eso es puramente familiar, personal y emocional. Es una mujer muy joven que nace en un lugar y, poco a poco, se tiene que dar cuenta de que quiere formar una familia, estar tranquila, vivir rodeada de los suyos y eso hace que evolucione. Pero es mi misma evolución: yo salí de Bilbao con 18 años y tenido, de alguna manera, deshacerme de mi familia para poder generar en Madrid otra cosa nueva. Entonces es ese viaje  que hace alguien desde los 18 años hasta los 50. Claro que está situada en una realidad sociocultural política, pero la única manera de dar el personaje ha sido desde  lo emocional. Digo lo que está escrito, pero lo encarno desde  lo emocional. Comienzo ligada a un grupo y termino en un lugar más solitario. Ese es mi viaje. Empiezo más activista  políticamente y me voy desprendiendo de esa actividad para buscar algo más familiar y me permita vivir la vida sin estar enganchada a ese tema político. Paso de vivir una vida muy activa políticamente a otro menos político.

Al ser  actores vascos quienes interpretan este texto es un plus, ya que se entremezcla, la ficción con lo personal.

  • En eso los actores somos un poco masoquistas al hurgar en nuestra memoria personal. Poder traer nuestra memoria personal aquí: Algorta, Basauri, playa, Bilbao, Murría…,todo lo que te resuena  ti personalmente, y poder colocarlo en una obra no deja de ser un regalazo, porque el material lo tienes. No tienes que buscar en ningún sitio. A veces es desgarrador y lloras, pero con una felicidad tremenda. Es muy terapéutico poder traer un trozo de Esukalerría mediante imágenes de tu familia, tu infancia, tu colegio, tu Ikastola, de momentos fuertes que has vivido en el País Vasco. Todo esto es un regalo porque no tienes que imaginarte nada. Lo tienes y lo traes, Con otras palabras e imaginario que es el de Borja, pero que tiene que ver con cualquiera de nosotros del País Vasco. Toda la estética de música,  de baile es tremendamente evocador. Basta dejarse llevar.
  • Eso te lleva a Barcelona o a cualquier sitio. A lo universal - añade Mestres. Quería señalar que el espectáculo es de una temperatura emocional. Nos ha salido así y es maravilloso que así sea.

FENDA DRAME, Edurne, la hija adoptiva

  GONDRA 58 B
  FENDA DRAME
FOTO: www.madridteastro.net

Fenda Drame interpreta al personaje más joven, Edurne

  • Soy la hija adoptiva de Ainhoa. Estoy muy contenta de estar aquí y agradezco muchísimo el haberme dado esta oportunidad. Mi personaje es una niña que no tiene mucha ideas de los conflictos que tiene la familia, pero, poco a poco, se va enterando de cosas y también quiere dar su opinión, por ello busca su identidad: Quién es ella y de dónde ha salido, pero, a la vez, adora a su familia los Gondra y le encanta donde se ha criado.

Fenda Drame es de raza negra. Según Borja el detonante para tal elección fue que

  • tras las fiestas de Algorta a las que asistí: la Romería del 15 de agosto que se cita muchas veces en la función. Vi que los niños de 5 a 10 años que hacían el alarde de danzas vascas eran no blancos. Niños que habían sido adoptados o de parejas mixtas, y eso niños hablaban perfectamente euskera y bailaban las danzas vascas  como yo no las bailé nunca. Pensé: "Qué peso puede tener para esta gente dentro de 10 ó 15 años los 16 apellidos, la sangre, la historia de la violencia…, y pensé que ahí había un futuro muy complicado para nosotros los vascos, pero también un futuro muy esperanzador, porque esta gente que no sabe nada de nada y trae otras raíces podrá dar un paso adelante que nosotros no lo damos. Fue una de las primerísimas imágenes que tuve cuando escribía. Sabía que tenía que haber un personaje de 15 años, y como dice el texto "hecho por una actriz no blanca". El casting de Fenda Drame fue una acción absolutamente  política y radicalmente militante.
  • Hasta que no encontré a la actriz adecuada para hacer el personaje - añade Mestres -,  que no era fácil porque requería que fuese una actriz muy joven, y que hablara euskera. Podría ser con rasgos asiáticos, es decir el abanico era amplio. Hicimos más de 15 castings en distintas fases. No quería precipitarme hasta tener la actriz ideal y Fenda lo es. Es un paso en el que estamos. Ya que hemos abierto este melón hay que ir mucho más allá. En este caso se requiere una actriz africana como es Fenda, pero el paso siguiente es que una actriz africana como Fenda pueda salir en otros espectáculos no sólo por su color de piel sino por su capacidad artística. Eso es adonde tenemos que ir.  

LANDER  OTALOA, el hijo mayor Juan Manuel

  GONDRA 59 B
  LANDER OTALOA
FOTO: www.madridteatro.net

Lander Otaola interpreta a Juan Manuel, el hermano de Borja y de su Alter Ego.

  • Es un personaje maravillosamente patético, alcohólico, arruinado, con la vida absolutamente  destrozada, pero es un caramelito a la horade  interpretar. Estoy absolutamente feliz por actuar en el Teatro Español es jugar en la Champion List del teatro, y más con un texto de Borja que ganó el año pasado el Premio Max y bajo la dirección de Mestres. Es un honor. Estoy muy agradecido, también, porque es la primera vez que interpreto un personaje vasco  y yo soy vasco. Si fuera murciano o gallego, probablemente no me hubieran escogido para interpretar esta obra, pero, bueno, no me  ha ido mal el ser vasco para  interpretar esta función. Es la primera vez que hago de vasco desde el drama. He hecho Ocho apellidos vascos o ¡Vaya semanita!, pero es la primera vez que  hago un personaje dramático vasco. Por eso estoy muy agradecido a Borja y Mestres por la confianza, desde el principio, de que los cómicos también podemos hacer llorar.

Lander define la obra como una función en la que

  • todos quieren ser felices. Unos la consiguen y otros se quedan por el camino. Mi personaje es de los que se queda por el camino. No tiene ninguna ideología política, pero hay personajes que deciden irse y otros quedarse. Tanto si te vas como si te quedas, hay una serie de consecuencias para bien o para mal. Lo que plantea Borja en el texto es: ¿Qué es mejor irse o quedarse? Nunca sabes qué es mejor, porque todo el mundo se va. Los que se quedan tienen su dolor, tienen su derrota. Te planteas la decisión de irse o quedarse. Mi personaje  se queda y Borja se va, pero los dos personajes están bastante rotos. Entonces ¿Cuál es la solución? ¿Hay solución? Eso es lo que  planea mi personaje.   

Los dos hermanos no se llevan muy bien y son muy diferentes, por lo cual son dos seres totalmente opuestos.

  • Para mí - precisa Jesús Noguero - la relación es un poco en diferido, porque  comienzo a conocer a mi hermano cuando vuelvo de mi exilio voluntario.  Podría fantasear con una biografía de cuando éramos pequeños, pero no es necesaria. Empiezo a conocer a mi hermano a través de mi madre, quien me lo referencia como el bueno y la víctima que al no irse es el que sufrió, por mi culpa. Al que yo abandoné. Es una relación de culpabilidad la que tengo con mi hermano.      

En realidad el hermano mayor es el personaje de Lander, lo que sucede es que se entremezclan épocas, las de 1985 y 1987 donde vemos  a Juan Manuel (Lander) y a Borja en el 2019.

¿UNA FUNCIÓN POLÍTICA?

GONDRA 62 B  
FENDA DRAME / CECILIA SOLAGUREN / JESÚS NOGUERO
FOTO: www.madridteatro.net
 

Lander subraya que  no se trata de una función política.

  • Tengo amigos en la izquierda, la derecha y el Centro Comercial. Quiero decir que es una historia de ficción y es nuestra visión sobre una parte de Euskalerría. No sentamos cátedra. Si la gente piensa que va a venir a ver una función política está completamente equivocada. Habla de lo humano y como el ser humano reacciona ante el dolor , ante el olvido y ante su familia, porque también es una obra que habla sobre el conflicto familiar y sobre el que ante tus padres, ante tu familia, nunca lo que  hagas es suficiente. Nunca están orgullosos de mí del todo. Igual que los padres nunca se sienten recompensados por los hijos.       

Mestres, por su parte, añade una corrección a lo de si es o no una función política.

  • Claro que es un espectáculo político. Todo es político. Otra cosa es que no es pretendidamente político. Lo que pretendemos a partir de la escritura de Borja es un espectáculo que conmueva, que haga reflexionar y que sirva para algo. Eso ya es político. Luego el espectador soberano decide si gusta o no y si le tocamos o no.

Más información
     Los otros Borja (relato vasco) Borja-Mestres   

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

Teatro Español
Sala Pequeña

Director: Mario Gas
C/ Príncipe, 25

28012- Madrid
Concejalía de las Artes
Ayuntamiento de Madrid.
Tf. 91 3601484
Metro: Sevilla y Sol

Parking: Pz. Santa Ana,

Pz. Jacinto Benavente y Sevilla           

http://www.munimadrid.es