Los hijos de Kenedy, 2013. Entrevista Imprimir

 

LOS HIJOS DE KENEDY
LOS NIETOS DE KENEDY

P1220058 b
FOTO: www.madridteatro.net

En 1975 el dramaturgo texano Robert Patrick (Gerogia, EEUU, 1958) estrenaba Los Hijos de Kenedy. En aquel momento el propio autor escribía una antecrítica que indicaba por dónde iba su obra. 

ERA UNA ÉPOCA FABULOSA 

P1220130 b
JOSÉ MARÍA POU /ÁLEX GARCÍA /
FERNANDO CAYO 

FOTO: www.madridteatro.net

"Era una época fabulosa", este es su comienzo. Después desgrana una serie de reflexiones: había ideas por las que luchar, una afirmación de principios y fe en el cambio. Era la generación de los años sesenta. Pasado el tiempo toda aquella gente se echó a perder. Se han vuelto ambiciosos, estáticos, quietos, sin vida. 

La escena representaba un bar, porque para Patrick era el lugar donde podía encontrarlos. Lugar impensable en la época anterior. Ellos, ahora, se dejan morir lentamente con el recuerdo de la época que terminó. Es el fracaso de los héroes de los años, los cuales murieron asesinados: John Kenedy, Martin Lutero King...  "Así nació la función". 

La obra no tardó en llegar a España, Angel García Moreno la montaba el 5 de febrero de 1977, en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Obtuvo un gran éxito y giró por toda España. El cartel de "No hay localidades" fue una constante.Los intérpretes eran Marisa de Leza (hippy), Pedro Civera (homosexual), Gemma Cuervo (actriz), Paco Valladares (soldado), María Luisa Merlo (secretaria). 

España vivió aquellos años sesenta, desde la dictadura franquista, pero los sonidos del extranjero llegaban y comenzó una etapa de inquietud y movimientos. Cuando ese ensueño terminaba en el extranjero, en España nacía otro: la democracia y las ganas del cambio. Posiblemente tal situación político social, hizo que no se notara tanto la frustración de la desaparición de aquellos años. 

JOSE MARÍA POU PRESENTE EN 1977 y 2013 

 

 P1220104 b
ÁLEX GARCÍA
FOTO: www.madridteatro.net

Si hay un resquicio de aquel montaje es José María Pou, presente como traductor en 1977 y ahora, en 2013, traductor, versionador y director.  

  • Esto es lo que les pasa a cinco personajes, que cada uno está en un bar distinto, pero todos ellos están presentes en el mismo espacio escénico. Es como un gran Requiem, un Oratorio celebración de los años sesenta. Todo el público, el de aquella época y los de ahora de 20 años, la pueden recordar. Los primeros por haberlo vivido y los segundos por referencias y la información de primera mano de sus padres y abuelos. Por eso, esta nueva puesta en escena viene a ser una especie de documental y recurrimos a imágenes de aquella época. 

Con respecto a la versión española de 1977, manteniendo el mismo texto... 

  • he mejorado la traducción. Ahora tengo más conocimiento del inglés y me ha permitido pulir el estilo. He utilizado frases más cortas: Frase y punto. Frase y punto. Una sintaxis más acomodada a nuestros tiempos. De todos modos la traducción es nueva. He partido de cero. 

La oportunidad de volver a este texto en el siglo XXI, tiene varias razones: 

  • El montaje de 1977 tenía un reparto excelente (1). Una de las actrices era María Luisa Merlo, madre de Pedro Larrañaga y productor actual de este montaje. Los recuerdo de niños cuando venían por el teatro. Ahora se da la coincidencia de que se celebra el 50 aniversario del asesinato de Kenedy, el 22 de noviembre de 1963, y Pedro me propuso representarla. Era también un modo de hacer un homenaje a su madre María Luisa Merlo.  
P1220187 B
EMMA SUÁREZ / ÁLEX GARCÍA / FERNANDO CAYO / MARIBEL VERDÚ / ARIADNA GIL
FOTO: www.madridteatro.net

ACTUALMENTE NO HAY HÉROES, NI IDEAS 

A la par de estas razones sentimentales y de producción, José María Pou añade la actualidad que puede tener la obra en estos momentos de desconcierto político, económico y social a nivel mundial y español. 

  • Si este año revivimos ese sueño de los años sesenta, que se cerró bruscamente, se debe a que actualmente no hay esos héroes ni ideas. Se pensó que aquella etapa iba a llevar el mundo a la cima y con el asesinato de ambos líderes todo se paró. Es como un "coitus interruptus". Yo pertenezco a esa generación y tengo muy vívida la muerte de Marilyn, la muerte de Kenedy, la muerte de Luter King...Quedaron colgados, y por eso la idealización de aquel momento, pero que ha dejado huella en la cultura posterior. De esa época es la música de Bob Dyland, los Beatles, los Roling Stone... En Norteamérica el teatro era pujante con fórmulas nuevas que ahora llegan a nosotros, como el Microteatro, el teatro "underground", la contracultura. En el discurso de Kenedy en su toma de posesión aludía a que "dejad que las palabras vayan lejos de aquí". Era pasar la antorcha y empezar de nuevo. En sus palabras se creyó, pero quedaron como "palabras en la arena". La nostalgia de esa época que se refleja en la obra, tiene su presencia en nuestra época falta de héroes, líderes que nos entusiasmen.  
 P1220162 b
 EMMA SUÁREZ
FOTO: www.madridteatro.net

Por parte de José María Pou, hay un deseo con esta representación: 

  • Revisar una época y cómo fue, e ilusionó un proyecto político y social. Deseo que al verla cada espectador medite y compare la época actual con aquella. Por parte del autor no hay esa pretensión, y, aunque mi deseo sea esa comparación, no lo he forzado y respeto el texto tal cual ha sido escrito, ya que es una crónica y sería traicionarlo. No es pues una versión sino una traducción con una nueva puesta en escena. De todos modos nuestra revisión es desde el desencanto. La acción transcurre en 1974, y ya son mayores. Tras doce años todo ha pasado y ellos son residuos, muñecos rotos, frustrados. La única actividad es sobrevivir con lo mínimo. Pasar la tarde, a solas, en un bar  que es un símil del comportamiento de personas solas que evitan la comunicación. El amortiguar su dolor lo consiguen con el alcohol y ello le permite hablar de sus experiencias. Cada uno está en su velador y tiene deseos de contar su experiencia a un ser humano. Desean que el espectador le tienda la mano.  

Ese deseo de comunicación lo manifiestan escénicamente 

  • hablando con el público y se relaciona con él. Todos lo hacen menos el personaje de Alex (García) (el soldado de Vietnam) - precisa Maribel Verdú, la cual interpreta a una actriz que pretende ser la sustituta de Marilyn Monroe. toda su vida la ha dedicado a ello, pero ve que no ha sido posible. Es un personaje lleno de ternura. 
P1220153 b
JOSÉ MARÍA POU / ARIADNA GIL
FOTO: www.madridteatro.net

Fernando Cayo interpreta al actor homosexual Sparger. Es un actor que vivió en primera mano la contracultura. 

  • Mi interacción con el público pasa por varias facetas, desde hablar como un amigo hasta una interpretación tipo "cabaret" de Broadway: canto, bailo y adivino el nombre de los espectadores. Mi personaje no tendría razón de ser sin un público por mi condición de actor - añade Fernando. 

LOS NIETOS DE KENEDY 

Cuando se estrenó en España los actores, todavía eran hijos de Kenedy, pues habían vivido esa época y estaba reciente. Los intérpretes de este 2013, vendrían a ser los nietos de Kenedy, y por lo tanto las referencias quedan lejanas. 

  • Para nosotros - afirma Ariadna Gil - el interpretar estos personajes que son arquetipos de parte de la sociedad americana, ha sido posible gracias a la información, las imágenes, de las que hay muchas , películas y a ello se une la experiencia personal oída. Para nosotros ha sido un descubrimiento interesante. Es la posibilidad de soñar, meterte en ese mundo y para el personaje encontrar referencias, pues aunque somos arquetipos, también somos individuos y la experiencia individual nos ayuda. 

Ariadna Gil intérprete a la cronista oficial del mundo "hippy" y de las conquistas sociales. Reivindica la auténtica verdad de los años sesenta. Ha luchado mano a mano con Luter King que lucharon por los negros.
 

Por parte de Maribel Verdú el evocar épocas no vividas no es nuevo: 

  • Soy una experta en la guerra civil española después de tantas películas que he interpretado y me ha llevado a recabar abundante información. Por eso, aunque no lo hayas vivido, los libros y las experiencia de los que lo han vivido te permite vivirlo.  

INUNDACIÓN DE MATERIAL DOCUMENTAL 

P1220074 b
GEMA RUBIO (PRENSA SMEDIA)ARIADNA GIL / MARIBEL VERDÚ
FOTO: www.madridteatro.net

El empaparse de aquellos tiempos se ha facilitado, según José María Pou 

  • con una serie de materiales que han estado con nosotros durante todo el tiempo en la Sala de Ensayo. Tenemos las ediciones auténticos de las revistas y periódicos con el asesinato de Kenedy, discos, documentales, hasta la foto de Kenedy y Jackie...Ha sido una total inmersión en los años 60.  Ello ha supuesto un problema enorme. Hubo una primera selección de canciones imprescindibles. Resultaron 1.000 canciones. Era imposible utilizar todas y a lo largo del proceso de ensayo decidimos utilizar solamente el "leiv-motiv", más emotivo. Con ello sólo se inicia el recuerdo de la música y la atmósfera. Suena un 5% de lo investigado, pero es lo justo.  

Emma Suárez es la secretaria: 

  • Represento a la ciudadana media que con el asesinato de Kenedy, siente que se le cambia la vida, y desea mantener viva la llama de Kenedy.  

Álex García es un chico inocente. 

  • Lo cogen y se lo llevan a Vietnam. Descubre, entonces, que el mundo es otra cosa. no conocía la miseria humana. Ante el horror de la guerra, termina convertido en un asesino.  

TODAS LAS ÉPOCAS QUEDAN FRUSTRADAS 

 

Si se analiza la historia, todas las época quedan truncadas y las nuevas generaciones toman otros caminos. 

  • Lo que sucede - advierte José María Pou - es que esta época de los años sesenta supuso un cambio muy radical y supuso una juventud con valores, y se situó en primer plano de la sociedad y todo se trucó, incluida la cultura, la música, el cine. Se detuvo. 
P1220113 b
FOTO: www.madridteatro.net


A NOSOTROS, NOS TOCA CAMBIAR EL MUNDO

 

P1220230 b
MARIBEL VERDÚ / FERNANDO CAYO)
FOTO: www.madridteatro.net

Desde el punto de vista de los actores que interpretan esta época, pero que no han vivido, hay un reflexión importante 

  • El cambio del mundo. Nos toca, ahora, a nosotros llevar adelante ese cambio del mundo. Tenemos que ponernos las pilas - concluye Alex García.  
  • Ojalá surjan héroes y líderes que arrastren a la acción - añade José María Pou. Ahora mismo no los hay, ni por soñación.

La elección de Obama apuntó una luz 

  • y yo lo celebré. parecía una nueva etapa. Tras estos cinco años hay cierta decepción, tal vez porque hemos cargado sobre él demasiadas ilusiones, pero hay que reconocer que el haber elegido a un negro como Presidente, era algo impensable. Ni siquiera Luter King, hace 50 años, lo hubiera pensado - concluye José María Pou 

DE UN ELEGANTE BAR A OTRO  MÁS HUMILDE

 

Con respecto al montaje de 1977 hay una diferencia en lo que respecta al Espacio Escénico. 

  • Ángel García Moreno, prefirió, en vez de un bar cutre, como pide el texto, un bar más cosmopolita y elegante. Posiblemente porque al público de auel momento no le gustaba ver la miseria sobre el escenario. Era un lugar maravilloso y con un pianista de smoking. Esto no lo pedía el autor, pero también es verdad que lo deja libre. Yo he preferido utilizar un bar más sencillo.  

En síntesis los cinco son hijos de la denominada "era Kennedy" y los cinco reviven a golpe e recuerdo y trago largo, lo que ha sido y no ha sido de sus vidas y del tiempo que les tocó vivir.  

___________________

(1)

Teatro Bellas Artes, Madrid, 5 de febrero de 1977.
Dirección: Ángel García Moreno.
Escenografía: Antonio Cidrón.
Intérpretes: Marisa de Leza (hippy), Pedro Civera (homosexual), Gemma Cuervo (actriz), Paco Valladares (soldado), María Luisa Merlo (secretaria).


 



José Ramón Díaz Sande

copyrigth©diazsande