Yo soy don Quijote de la Mancha. Cervantes-Fernández. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Viernes, 09 de Noviembre de 2012 16:56
 
YO SOY DON QUIJOTE DE LA MANCHA
LA LOCURA DE LA BONDAD Y LA JUSTICIA

YO SOY DON QUIJOTE DE LA MANCHA
LA LOCURA DE LA BONDAD Y LA JUSTICIA

 
 FOTO BASE: GUILLERMO CASAS
www.madridteatro.net
 

VERSIÓN CINEMATOGRAFICA
RAFAEL RIVELLES, JUAN CALVO
DTOR. RAFAEL GIL
CARTEL DE LA PELÍCULA

Si Miguel de Cervantes pudiera cobrar los derechos de autor por su Don Quijote, la crisis actual no le habría afectado. Quijotes escénicos a lo largo de los años han sido muchos, tanto en teatro como en cine. Mi primer Don Quijote fue Rafael Rivelles (padre de Amparo Rivelles)- Don Quijote de La Mancha, director Rafael Gil, CIFESA, 1948, Rafael Rivelles, Juan Calvo, Fernándo Rey, Manolo Morán, Sara Montiel, Juan Espantaleón, Guillermo Marín, Nani Fernández, José Mª Seoane...  -, y ahora mi último es José Sacristán, que ya apareció como tal en el musical El Hombre de la Mancha (1965),  basado en el libro homónimo de Dale Wasserman, con las letras de las canciones de Joe Darion, y música de Mitch Leigh.
 
·         Dale Wasserman es un gran conocedor de esta obra de Cervantes y su mundo. Aquel texto fue el soporte para el musical. La mirada aquí es de otra naturaleza. El fin último no es del musical. No es ni mejor ni peor. Se podría decir que es un Don Quijote más de la Mancha. Defiendo la versión de Wasserman, al comenzar con Cervantes en la cárcel.
 
EL SUEÑO IMPOSIBLE
DE JOSE SACRISTÁN
 
Un punto culminante, en el musical de Wasserman, es la romanza Un sueño imposible, como resumen de la empresa de Don Quijote. La cantaba José Sacristán. De aquella, Sacristán rumiaba Un sueño imposible, en su vida artística.
 
·         Me hace mucha ilusión el trabajar en el Teatro Español, pues nunca lo había hecho y es una espina que tenía clavada. cuando yo tenía 13 años trabajaba de mecánico, cerca de la Plaza Santa Ana. En aquellos años Antonio Amengual dirigía en el Teatro EspañolUn soñador para un pueblo de Antonio Buero Vallejo, protagonizado por Carlos Lemos, que después en cine lo interpretaría Fernando Fernán Gómez. Yo salía del taller "echando leches" para asistir al teatro como oyente y llegaba siempre en el mismo parlamento de Carlos Lemos. Me lo aprendí de memoria. Ahora ha llegado ese día en que puedo elegir o rechazar, y actuar en el Teatro Español. He aceptado, con gozo, decir las palabras escritas por Cervantes - José Ramón Fernández.
 
SI ALGUIEN TIENE QUE IR A LA CÁRCEL,
ESE SOY YO
 
José Ramón Fernández es el responsable literario de volver a bucear en el personaje de Don Quijote.
 
·        
JOSÉ SACRISTÁN / FERNANDO SOTO
FOTO: GUILLERMO CASAS
Todo comenzó con Natalia Menéndez- hija de Juanjo Menéndez y actual Directora del Festival de Almagro - que fue la que me pidió la escritura del texto. Me llamaba la atención una "rubia" que en todas las mesas redondas preguntaba continuamente y esa "rubia", con la brillantez que le caracteriza me propuso que este Quijote tenía que ser "sensual". La frase la hemos metido en la obra. Lo bueno, pero injusto, es que todo el mérito se lo lleva el autor, yo, pero la realidad es que todos intervienen: director, actores, equipo técnico etc. Luis Bermejo- el director - quería quitar la imagen de las postales en que el Quijote se vuelve medio bobo por la lectura de los libros. No lo es. Sabe que tiene que volver a su casa y Sancho aparece como un hombre sabio. Todo va encajando en el trabajo conjunto, por lo tanto es el Quijote que hemos hecho en equipo y no sólo yo. Javier Aoiz - el escenógrafo - ha creada la Mancha y en concreto las Tablas de Daimiel, que son de una gran belleza y con gran capacidad evocadora. Quiero decir que el resultado de este Don Quijote procede de una escritura escénica y no dramática. Otra cosa es que la firmo yo, porque alguien tiene que irá a la cárcel - ironiza José R. Fernández. Antes de todo este proceso, sólo se sabía que José Sacristán sería Don Quijote.
 
AVENTURA DE TRABAJO
 
Por parte de José Sacristán, además de su deseo cumplido de trabajar en el Teatro Español, este Don Quijote le produce una...
 
·         Satisfacción por ser un aventura de trabajo que ha provocado en el público una reacción estupenda. Pero no solamente es una satisfacción en lo profesional sino por las palabras renacidas del propio Cervantes. Éstas tienen un valor añadido hoy: las referencias morales y no es que queramos dar enseñanzas desde un escenario, pero sí hay una aproximación ideal de entender la relación con los demás y el mundo, personificado en Sancho y su hija Sanchica. Se trata de rescatar el referente moral del individuo, que antes de estar loco, y ésta es una idea de José Ramón, se enfrenta con el riesgo por defender sus principios. Todo ello se transmite a través de tres actores de distinto modo de entender el teatro. Yo soy el más viejo de todos, pero no lo parezco - bromea. Ha sido una aventura de trabajo como experiencia de vida y como trabajo con gente joven que investiga y al mismo tiempo un juego, porque esto del teatro es un "juego", ya que haces creer al otro lo que no eres. Ha sido una satisfacción personal y personal, que sin querer dar doctrina, vale la pena porque puede ser de utilidad.
 
·        

ALMUDENA RAMOS / FERNANDO SOTO /
JOSÉ SACRISTÁN
FOTO: GUILLERMO CASAS

Una cosa importante para mí - añade José Ramón Fernández - es que el actor se transparente a través del personaje. Aquí se ve transparentar la bonhomía de los que están detrás y ello se ve en José Sacristán. Fernando Fernán Gómez- otro intérprete de el Quijote - emanaba una naturalidad pasmosa y esto, al escribir el personaje lo he tenido en cuenta así como su visión del mundo, por la cual desea hacer el bien a los demás y que la justicia sea justa.
 
HABLAR SOBRE LA BONDAD
 
El personaje de Sancho lo interpreta Fernando Soto, para quien es la cuarta vez que trabaja en el Teatro Español, incluyendo una lectura de Don Juan, protagonizada por Roberto Enríquez, y su intervención en el Matadero (Naves del Español).
 
·         Estos espacios ensalzan al teatro y el Español en eta plaza de Santa Ana, lo ensalza especialmente. Con Pepe- José Sacristán - es la primera vez que trabajo, pero él es un referente y ahora más, y no lo digo porque esté presente, pues me gusta aprender de las personas. Podría contar muchas cosas en este aspecto. En cuanto al Quijote, es toda una enseñanza, que hemos procurado no llevarlo a lo dogmático y sentar cátedra, y lo hemos conseguido. Luis Bermejo - autor y director de El Traje, que actualmente se representa en el Teatro Galileo (CLIKEAR) - emana humildad y José Ramón pone toda el alma en la escritura. Con Almudena- Almudena Ramos, Sanchica - ya había trabajado en el Teatro de la Abadía. Es un placer hacer de padre. Ella es el punto de cordura en ese matrimonio de Don Quijote y Sancho. No traemos simplemente un espectáculo, sino una presencia escénica y el modo como lo entendemos. Espero que el público se plantee preguntas en estos tiempos tan sucios y sobre todo que aprendan el término bondad. Estos y hasta los "mismiiiiii" de ver cosas malas. Es interesante hablar sobre la bondad y de cinco cosas, al menos hacer una buena.
 
SANCHICA RECUPERADA POR JOSÉ RAMÓN
 
A Sanchica, Cervantes no le ha prestado mucha atención, pero aquí viene potenciada. Ella es Almudena Ramos.
 
·         Como Sacristán es la primera vez que actúo en el Teatro Español. Es el sitio donde teníamos que llegar después de estar de gira. Llegar con nuestro Quijote es llegar al corazón de la gente. De todas las ideas que hay en la obra es difícil hablar de todo, por eso nos hemos quedado con la idea de "lucha", lo que se ha llamado "quijotismo" y que fue el espíritu del Quijote. Luchar por las ideas sin medir las consecuencias, buscando la justicia justa sin pensar en ganar o perder. Sólo pelear por lo que es justo.
 
EL JUICIO NO SE PIERDE
POR LEER MUCHOS LIBROS
 
JOSÉ LUIS LÓPEZ
(VILONCELISTA)
FOTO: GUILLERMO CASAS
Luis Bermejo ha dirigido este Yo soy Don Quijote de la Mancha, y está en alza, pues acaba de estrenar El Traje, que él mismo ha escrito.
 
·         Quiero dar las gracias al productora Metrópolis y al Teatro Español, por haberme incluido en este montaje. Este Quijote destila mucho humor y está en la línea de aquella frase de Darío Fo: " El humor desvela muchas verdades". La gente se va a reír mucho y captará el espíritu de las palabras: justicia y bondad a través del humor. En esta versión el Quijote no ha perdido el juicio por leer muchos libros, sino por lo que no ve en los otros. Como mecanismo dramático proponemos un juego metateatral. Tenemos así un asidero par entraren la realidad y la ficción y salir de ellas. Queremos que el espectador asista no sólo a los incidente de nuestra narración, sino a su propia elaboración.
 
COMPRENDER A SANCHO
 
José Sacristán es Don Quijote, pero piensa que su realidad es otra:
 
·         Por origen son sanchopancesco. Siempre he hecho gala de mi linaje humilde, una familia de campesinos de la cual vengo, pero eso no quita mis aspiraciones de tipo moral encarnadas en Don Quijote. De niño vi una película de piratas y quise ser Quijote, yo que era un Sancho Panza. No obstante, ambas figuras no se contraponen. He tenido que aproximarme a las fuentes del conocimiento y, por lo tanto, a la lectura de la obra, pero aproximándome a la ética del personaje. Lo he hecho muy mío y ello incluye que tengo la obligación de entender a Sancho, pues sino el personaje no va adelante. Un acierto de José Ramón es darle protagonismo a Sanchica, que el original no tiene. Es importante que todo se resuelva con un personaje femenino y el más joven.
 
TALA DE PASAJES
 
Es obvio que trasladar todo el Quijote a la escena, ese sí que es "un sueño imposible".  
 
·         Por mí querría conservar todas las palabras y frases del Quijote, pues es de esos libros que está lleno de tesoros - desvela José Ramón Fernández -, y lloras por lo que talas. Tenía claro lo que quería hacer y construir. La base es el texto. Hay fragmentos y frases de la obra y otros nuevos. Una de las curiosidades es adivinar lo que se ha inventado y lo que es del Quijote. Hay frases que resultan muy modernas y que se puede crear que son mías y sin embargo son del Quijote. En el Quijote se usa mucho el refranero, pero algunos de los refranes los he tomado de La Celestina.
 
La tala ha surgido también del escenario.
 
·        
JOSÉ SACRISTÁN
EL HOMBRE DE LA MANCHA
Insisto en que lo fundamental es el concepto de dramaturgia, es decirse toma un texto y se convierte para el escenario, lo cual no se hace muchas veces, y en eso hemos trabajado. A través de los ensayos con los actores y el director ha habido cortes o meter tal frase, recordada por José Sacristán de El Hombre de la Mancha. Hay una larga escena a cuatro y la hemos dejado en 10 líneas. Me cargué lo escrito y surgió Pasolini que nos dio la clave para entrar en el último estadio de esa aventura. El Quijote resultante lo fuimos afinando en los ensayos, a pesar de que yo he trabajado año y medio en el texto. El trabajo intenso de ensayo ha aquilatado el texto que se va a ver.
 
EN NUESTRO MUNDO LOS QUIJOTES EXISTEN
 
Ese espíritu quijotesco que busca la justicia y la bondad, sigue existiendo, según José Ramón:
 
·         En nuestro mundo sigue existiendo. Hace poco lo hemos visto en la desgracia del Macro-concierto en el Pabellón Arena- una estampida de la gente provocó una avalancha humana en la que murieron ocho chicas aplastadas y muchos contusionados . Un tipo que ya había salido, volvió para salvar a una chica y la sacó. En determinadas circunstancias sale de uno lo mejor que se tiene. De esto es lo que hablan los personajes en el espectáculo. No se trata de un clásico sin más, sino de una propuesta de personas con criterio sobre la vida que en esos personajes se transparenta.
 
·         En la calle Segovia, hay un bar, cuyos beneficios están destinados a comprar equipos quirúrgicos para un pueblo de Kenia. Con motivo de la crisis dichosa, está surgiendo mucha mierda escondida en personajes supuestamente limpios como una patena, pero al mismo tiempo aparecen otros capaces de jugarse la vida por Principios. Ahí tenemos todos los voluntarios en África, algunos secuestrados. hay un nivel de gran responsabilidad.
 
·         Estamos acostumbrados a ver las imágenes de Sancho y Don Quijote y ves que todas son iguales. Nos han vendido eso, pero, en realidad, se trata de un concepto: Hay muchos Quijotes, Sanchos y Sanchicas. La pregunta fundamental es "lo que queda por hacer". Sancho no es un pobre hombre, sino un hijo de puta que coge a Don Quijote y comienza un viaje iniciático. Una frase que se dice refleja bien ese concepto es:" El tribunal de un hombre es si conciencia, hermano y la mía está tranquila". Curiosamente aunque la sentencia parezca del Quijote, es de José Ramón. con respecto a mí, lo que me plantea es lo que me queda por hacer. Yo tengo 44 años, tengo una hija y se me plantea lo que tengo que hacer en los veintitantos años que me quedan. Bajo esta mirada he vuelto a leer el Quijote y me ha sorprendido.
 
QUIJOTES Y SANCHOS
EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO
 
 
Es de sobras conocido que el Quijote está traducido a multitud de idiomas. Sólo en China hay unas cuarenta traducciones. Lo curioso es que, a pesar de los localismos como puede ser La Mancha, según José Ramón:
 
·         En China se cree que La Mancha es un lugar imaginario y de ahí que les resulte creíble. Tiene carácter universal porque Quijotes y Sanchos se pueden encontrar en cualquier parte del mundo y son rabiosamente humanos y extraordinarios. Necesitamos creer que hay locos capaces de soñar que pueden ayudar a otros y eso vale la pena; que hay cuerdos tan limpios que son capaces de ayudar a esos locos y de acabar soñando como ellos. Esta aventura estremece a personas de cualquier parte del mundo. Seguir al alucinado Alonso Quijano en su mirada a un mundo que en su cabeza se ordena con palabras viejas y hermosas como lealtad, justicia y amor verdadero.
 
JOSÉ SACRISTÁN / FERNANDO SOTO
FOTO: GUILLERMO CASAS
 
 

 

Última actualización el Sábado, 10 de Noviembre de 2012 09:15