Proceso de Brujas en Salem. Imprimir
Escrito por Teatro Español de Madrid   
Jueves, 15 de Abril de 2010 10:26
PROCESO de BRUJAS
en SALEM (MASSACHUSETTS) 1692

[2007-06-10]

Los acontecimientos de Salem hay que situarlos en el contexto de una sociedad presionada por las ideas y la vida del s. XVII: una fuerte creencia en el Diablo y la rivalidad entre clanes familiares...

PROCESO de BRUJAS
en
SALEM (MASSACHUSETTS)
1692


LA  CASA HECHIZADA DE SALEM

Los acontecimientos de Salem hay que situarlos en el contexto de una sociedad presionada por las ideas y la vida del s. XVII: una fuerte creencia en el Diablo y la rivalidad entre clanes familiares. La aparición de una epidemia de viruela, el ataque de las tribus amerindias contra los colones abonaron un terreno para el miedo y la sospecha. Más incomprensible es que situaciones parecidas se den en el s. XX y s. XXI

A finales de 1692, la casa parroquial de Salem, en la bahía de Massachusetts, Nueva Inglaterra, era un lugar apacible. Además de sus obligaciones en la cocina, Tituba - una esclava originaria de las Antillas - tenía la tarea de entretener a dos niñas muy inquietas: Elizabeth Parris, la hija del reverendo, y a la prima de ésta, Abigail, de 9 y 11 años, respectivamente.

Tituba inventaba todo tipo de distracciones para ellas, la esclava sabía leer el porvenir en las claras de huevo. Sin embargo, ninguno de estos pasatiempos eran bien vistos por los puritanos de aquel tiempo; para ellos eran cosas del diablo.


Poco a poco, la conducta de Elizabeth y Abigail comenzó a cambiar. Según las crónicas de la época, la primera rompía a llorar sin motivo, en tanto la otra corría a cuatro patas y ladraba como un perro.

Otras adolescentes también se comportaron de forma extraña. Por ejemplo, Ann Putman, de 12 años, dijo que peleó con una bruja que la quería decapitar.  Eso fue suficiente para dar motivo al escándalo. Las niñas se asustaron tanto que al ser interrogadas acusaron de brujería a Tituba, a Sarah Good - una indigente quizá deficiente mental- y a Sarah Osborne, una inválida que vivía con un hombre sin haberse casado.

LA AUDIENCIA DE 1962

En una audiencia celebrada a principios de marzo de 1693, Tituba confesó que era bruja y que su espectro había atacado a Ann Putman con un cuchillo. Añadió además que ella era sólo una de tantas brujas del pueblo. Así comenzó en Salem la cacería de brujas. Ann Putman y su madre acusaron de infanticidio a Rebecca Nurse de 71 años. Susanna Martín fue acusada de embrujar los bueyes de su vecino a raíz de una riña entre ambos.

El reverendo George Burrous, antiguo ministro del pueblo, fue señalado como jefe de las brujas. El     reverendo fue ahorcado el 19 de agosto y a Giles  Cory, de 80 años, que se negó a declarar sobre este caso, lo aplastaron con grandes piedras durante el interrogatorio. Como sólo se ejecutaba a quienes no confesaban, Tituba se salvó y luego fue vendida por los Parris.


Los jueces se basaban en los testimonios de gente que aseguraba haber conocido la verdad por medio de fantasmas y espectros, el veredicto distaba mucho de ser imparcial. Además, los acusados pertenecían a clases sociales poco favorecidas. Tituba por ser esclava carecía de los derechos otorgados a cualquier otro habitante de Salem.
TUMBA DE REBECCA NURSE (SALEM)

EJECUCIONES Y RECTIFICACIÓN

En siete meses fueron ejecutados 7 hombres, 13 mujeres, se arrestó a 400 personas. Ninguna de las víctimas fue quemada en la hoquera como se cree en la actualidad. Transcurridos 18 meses, el gobernador William Phips perdonó a todos los sospechosos de brujería que aún no habían sido ejecutados y  exoneró a todos los muertos.


TUMBAS DE HECHIZADOS y  EJCUTADOS EN SALEM

Cuatro años después de los juicios de Salem los jurados firmaron una confesión de error y suplicaron clemencia.

Ann Putman dijo 14 años más tarde que había obrado engañada por Satanás.

NO SOLAMENTE SALEM

Las cifras de las ejecuciones de las que se habla en Europa son mucho más impresionantes (solo en Bamberg, Alemania, hubo 600 personas torturadas y ejecutadas), pero la caza de brujas que se llevó a cabo en Salem marca un hito de intolerancia en la historia mundial.
EXAMINANDO A UN HECHIZADO

Copyright©teatroespañolmadrid

 

Última actualización el Viernes, 14 de Mayo de 2010 12:27