Las chicas del calendario. Tim Firth. Crítica Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Miércoles, 10 de Abril de 2013 10:34
 
LAS CHICAS DEL CALENDARIO
REZUMA SIMPATÍA Y TERNURA
 

LAS CHICAS DEL CALENDARIO
REZUMA SIMPATÍA Y TERNURA
 
 
 FOTO: JAIME VILLANUEVA
Hace unos años asistimos a la fiebre de los calendarios eróticos en España. Esta fiebre era universal. No se trataba de los calendarios eróticos de toda la vida, preferentemente femeninos, para goce masculino. América hablaba de las "pin-up girls". Eran chicas de postura o sonrisa insinuante, que, a veces, añadían la ligereza de ropa, sobre todos en los calendarios. Uno de ellos fue el famoso calendario de Marilyn Monroe, tan denostado y oculto en su época y tan alabado en la posteridad. Aquellos calendarios no estaba del todo bien vistos por los "bien-pensantes".
 
Desmitificado el tema erótico y potenciado su valor, como bueno para la salud sexual, poco a poco, el personal de a pie se fue desnudando en calendarios, también, apodados "eróticos". La motivación era recaudar dinero para una buena causa. Al principio siguieron los cánones de la belleza corporal que mandaban los antiguos calendarios. La diferencia era que para aquellos calendarios posaban profesionales, a los cuales la naturaleza o el gimnasio, les había dotado de una bella y armónica anatomía. Para la nueva hornada posaban gente de la calle: bomberos, periodistas - recordemos el equipo de Ana Rosa Quintana (Telecinco), incluida ella -, estudiantes..., pero aún mantenían los criterios de las "pin-up girls" en lo referente a estar de "buen ver". La juventud o la lozanía nos les había abandonado. Y en los que el quehacer diario de los años comenzaban a hacer mella, el gimnasio previo y las luces adecuadas les salvaban de la decrepitud naciente. Quiere decir que los criterios estéticos de antaño seguían mandando.
 
Otro paso fue el de las amas de casa de todas las edades, cuyo esbelto cuerpo ya les había abandonado, que pensaron, por una buena causa, desvelar sus encantos en la fórmula calendario. A partir de este hecho real el guionista Tim Firth ideó una historia que llegó a las pantallas con el nombre de Calendar Grils en 2003, protagonizada por Helen Mirren y Julie Waters.  La anécdota que Tim Firth recogía era la acaecida en 1999 en un pueblecito de Yorkshire. Una asociación británica de mujeres decidieron aparecer fotografiadas en un calendario benéfico.
 
La idea surgió en una de sus reuniones. John Baker, marido de una de ellas, había fallecido de leucemia. Tricia Stewart, una de las mejores amigas de la viuda, propuso recoger fondos para paliar la enfermedad, y un cebo podría ser posar desnudas en un calendario. Durante la enfermedad de John todo fueron risas, y diversión sin pensar que podría hacerse realidad. Tras la muerte de John pusieron manos a la obra como homenaje póstumo. En principio se imprimieron 3.000 y al final se vendieron 88.000 copias.
 
El éxito de la película llevó al propio Tim Frith a adaptar, en el 2008, este guión al teatro para estrenarla en el 2009. Según las crónicas, tras el clamoroso éxito en el West End, prosiguió su gira por todo el Reino Unido.
 
No conozco la película y mi única referencia es la representación española. Esto tiene la ventaja de no sentirme influido por la película, y solamente reflexionar sobre los visto sobre el escenario de los Teatros del Canal. Bien porque el público conocía la película, bien por el inocente morbo del tema, bien por ver sobre la escena a actrices populares como a la cocinera de croquetas (La que se avecina) Beatriz Carvajal, la María Garralón de Verano Azul o la fiel Penélope de Asunción Sancho, Carmen Esteban, Berta Ojea, Soledad Mallol, Cati Solivellas cómo mostrar sus encantos, el caso es que el sábado 6 de abril, el teatro estaba repleto. Al caer el telón parece que el público había quedado satisfecho y los aplausos fueron generosos.
 
Inteligentemente el texto no se reduce al simple despelote de las chicas de oro en un calendario y así recaudar fondos. Ese, si se quiere, es el motor para una consideración más amplia: el paso de unas mujeres de lo que aquí se ha llamado "marujeo" hacia nuevos horizontes de libertad y propia realización frente a un mundo femenino encorsetado y otro machista, que no consigue entender nada. De ello se desprende el que también es una loa al coraje femenino y el resucitar ante la pérdida del ser querido gracias a un entorno cercano, bendecido por el humor y la amistad.
 
Como he dicho parto de la representación española, y veo que, en el programa de mano y demás información  se menciona: "Adaptación Marc Rosich". Quiere decir que no sé exactamente lo que Marc, ducho en esto de las adaptaciones, ha hecho con el texto original, más allá de la traducción. Lo que recibimos es una comedia con toques brillantes, a veces hilarantes, pero como un tanto lisiada. Intuyo que hay unas historias humanas, de la cuales la que consigue tener más presencia es la leucemia de John (Manuel Fernández), pero que pasa sin pena ni gloria. Hay otros parientes como Rod (Javier Lago), que también queda muy desvaído y cuyo conflicto no acabo de comprender. El mismo tema poético de los girasoles, que al final cobrará protagonismo, tanto en el anuncio como en el colofón final, es algo que,  al menos yo, he perdido durante todo el desarrollo.
 
En la adaptación no se ha pretendido traer esta situación a España. Se mantiene el pueblecito inglés con sus damas provincianas. En multitud de películas hemos visto esos caracteres y la benevolente ironía con que sus autores nos los han retratado. En esta versión no conseguimos ver reflejadas a tales damas inglesas que hablan de "grosellas", "pasteles" etc... en las interpretaciones de nuestras chicas de oro. Tal vez hubiera sido mejor traerlas al ambiente español, que es lo que retratan mejor estas chicas del calendario de los Teatros del Canal. Por otro lado no sería mucha osadía, ya que, también en España, se ha dado el mismo fenómeno en un pueblo. También es verdad que el traer la acción a España, supondría una mayor adaptación.
 
Dicho esto, la obra tiene momentos de ternura y dibuja la sonrisa en los labios. Nunca se llega a la carcajada, y la interpretación coral es más que aceptable. La escena más sublime y muy bien resuelta es el momento fotográfico de los desnudos de estas Amas de casa. Disparan en el público la carcajada y el aplauso. En general, se puede decir que toda la comedia rezuma simpatía y es agradable de ver.
 
La soluciones escenográficas están bien resueltas, sin que el cambio, a la vista del espectador, pierda ritmo. Poética, la colina de los girasoles.

BEATRIZ CARVAJAL / BERTA OJEA / SOLEDAD MALLOL / CATRIL SOLAVILLAS /CARMEN ESTEBAN
FOTO: JAIME VILLANUEVA
 
 
Título: Las Chicas del Calendario (Calendar Girls)
(Basada en la película de Miramax escrita por Juliette Towhide y Tim Firth)
Autor: Tim Firth  
Adaptación: Marc Rosich
Vestuario: Elisa Sanz
Escenografía: Sebastià Brosa
Iluminación:Kiko Planas
Banda sonora: Joan Vives
Caracterización: Mauro Gastón.
Coproducciónde Anexa y Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid
Dirección técnica: Joan Segura
Regidora: Sagrario Sánchez
Asitente regidroa: Julia Royo
Ayudante escenografía: Elisenda Pérez
Ayudante estuario: Mayca Chamorro
Operador de luces: Bernat Jensà
Ayudantede producción: Pilar Pardo
Voces en Off: Jordi Andújar, Aleix Costales, Firas Abd Al Nour, Ingrid Marín y Carlos Zuñel
Fotografía: Daniel Escalé
Intérpretes: Beatriz Carvajal (Chris), María Garralón (Annie), Asunción Balaguer/ Carmen Esteban (Jessie), Soledad Mallol (Cora), Berta Ojea (Ruth), Cati Solivellas (Celia), Cristina Fenollar (Marie), Manuel Fernández Nieves (John), Javier Lago (Rod), Samuel Señas (Laurence/Liam), Charo Zapardiel (Sra. Hulse (Lady Cravenshire) y Sonia Villalba (Ealine).
Funciones con Asunción Balaguer: 4, 6 (1ª función), 7, 10, 11, 13, 14, 19, 20 (1ª función), 21, 26, 27 (1ª función) y 28 de abril.
Funciones en las que Carmen Esteban sustituye a Asunción Balaguer: 3, 5, 6 (2ª función), 9, 12, 13 (2ª función), 16, 17, 18, 20 (2ª función), 23, 24, 25, 27 (2ª función) de abril.
Dirección: Antonio Calvo
Duración: 2h 10min (descanso incluido)
Edad recomendada: A partir de 12 años
Estreno en Madrid: Teatros del Canal (Sala Roja), 3 - IV - 2013
 
BEATRIZ CARVAJAL / MARÍA GARRALÓN
 
CATI SOLIVELLAS / MARÍA GALARRÓN / SOLEDAD MALLOL / BEATRIZ CARVAJAL / CARMEN ESTEBAN
FOTOS: JAIME VILLANUEVA

 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

TEATROS DEL CANAL
DIRECTOR. ALBERT BOADELLA
SALA A
C/ CEA BERMÚDEZ, 1
28003 – MADRID
TF. 91 308 99 99 /99 50
CAFETERÍA Y TERRAZA ABIERTA AL PÚBLICO
METRO CANAL
BUS: 3, 12. 37, 149
www.entradas.com / 902 488 4888

 

Última actualización el Miércoles, 10 de Abril de 2013 13:04