El arte de la Entrevista. J. Mayorga. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Domingo, 23 de Febrero de 2014 20:06

EL ARTE DE LA ENTREVISTA
UNA CÁMARA DESESTABILIZADORA

arte 2 b
RAMÓN ESQUINAS / LUISA MARTÍN / JUAN MAYORGA / JUAN JOSÉ ALFONSO
FOTO: www.madridteatro.net

EL ARTE DE LA ENTREVISTA

Juan Mayorga es dramaturgo habitual en los escenarios españoles e internacionales. Ernesto Caballero, Director Artístico del Centro Dramático Nacional, lo define como

  • fundamental en la dramaturgia contemporánea y, afortunadamente, contamos con Compañías como  Iraya Producciones que apuestan por el autor español de hoy.

EL TEATRO MARÍA GUERRERO
POR PRIMERA VEZ VI TEATRO
A LOS 16 AÑOS

EL ARTE DE LA ENTREVISTA 14 Foto marcosGpunto b
LUISA MARTÍN / ALICIA HERMIDA
FOTO: marcoGpunto

Juan Mayorga se siente agradecido por la hospitalidad de Ernesto Caballero al que  considera

  • amigo y maestro. Nos alegra mucho que nos de este abrazo. Para mí es siempre muy feliz volver a este teatro, y no porque haya estrenado algunas piezas, como Cartas de amor a Stalin, Himmelweg o La paz perpetua, sino porque es donde por primera vez vi teatro. No me canso de repetirlo. Llegué una vez aquí, teniendo 16 años. En mi Instituto me dijeron "tenéis que ir a ver Doña Rosita la soltera" y vi a Nuria Espert saliendo de las sombras, y me enamoré de Nuria Espert, y me enamoré del teatro.  Por eso siempre, para mí, es emocionante acercarme a la calle Tamayo y Baus. Pienso, siempre, que me va a pasar algo importante, porque fue aquello lo que me sucedió aquella tarde y creo que el teatro tiene que ser eso: un lugar donde te ocurra algo decisivo para tu vida. Ojalá entreguemos algo así nosotros. Modestamente eso es a lo que aspiramos.

LA ADOLESCENTE Y SU CÁMARA,
PERTURBACIÓN FAMILIAR

El arte de la Entrevista comienza con una imagen: la de una adolescente filmando a una anciana.

  • Yo quise ver en esa anciana a la abuela de la adolescente - aclara Juan Mayorga -, y quise imaginar que lo que ocurría era que comenzaba una entrevista. Busque un modo de compartir con el espectador lo que yo estaba viendo y escuchando. La obra me costó mucho escribirla, a partir de esa imagen inicial. Me costó encontrar la forma, y, sobre todo, qué es aquello que la abuela podría decir, a fin de herir la relación con su hija y podría alterar la relación entre esos tres personajes. De algún modo me he sentido como el cuarto personaje de la obra, que es ese hombre, Mauricio, que por unas horas entra en la vida de esas mujeres, y conoce lo que ellas dicen y lo que ve de ellas. Durante un rato es parte de esa familia.

Hay un quinto personaje: la cámara que recoge todo.

  • La cámara hace que ese día se convierta en decisivo. En lo que voy a decir no me hagáis muchos caso, pero, el otro día, especulaba si esto tiene que ver con la historia de Caperucita Roja: una madre, una abuela, una niña y un cazador, un hombre, que entra ahí, y, de alguna manera, es una familia angélica, benéfica, pero también peligrosa.  Esta obra la concluí, relativamente hace poco. El verano anterior, y, como suelo hacer, la compartí con algunos amigos. Tuvo mejor fortuna que otras. En muy poco tiempo algunos de mis traductores se animaron a versionarla, cosa que no siempre pasa.

HABÍAMOS ACERTADO EN EL REPARTO

EL ARTE DE LA ENTREVISTA 6 Foto marcosGpunto b
RAMÓN ESQUINAS / LUISA MARTÍN /ALICIA HERMIDA
FOTO: marcoGpunto

Una larga lista de títulos avalan la dirección de Juan José Alfonso, y entre ellos El crítico de Juan Mayorga. Además del acierto en la dirección Juan Mayorga destaca el reparto.

  • Descubrir que habíamos acertado en el reparto, no fue necesario esperar al estreno en Avilés. Ya en la primera lectura privada en un teatro, cuando escuchamos a Elena (la adolescente), Alicia (la abuela), a Luisa (la madre) y a Ramón (el hombre), respecto a las tres mujeres yo sentí "¡qué listas son! Dan miedo de listas las tres", y, además, parecían ser una familia. Sé que se conocían alguna de ellas, pero parecía que ya eran una familia. Que había una trama de afectos, encuentros y tensiones entre ellas.

RAMÓN ESQUINAS,
UN HOMBRE ENTRE MUJERES

Ramón Esquinas formado en la Escuela de Cristina Rota, allí inició su actividad teatral, que dejó un poco de lado para actuar en cine y televisión.

  • A Ramón lo conocía hace tiempo, y, creo, que va a ser muy grata sorpresa para los espectadores que lo conocen del Audiovisual, pero no lo han visto todavía en un escenario.

ELENA RIVERA,
PRIMERA VEZ EN EL TEATRO

Elena Rivera (Zaragoza 1992) proviene de la televisión. Con 7 años participó en el programa televisivo Menudas estrellas. A partir de entonces compaginó sus estudios con la música, participando en diverso programas musicales.  En 2005, con 13 años,  comenzará a participar en la serie  televisiva Cuéntame cómo pasó en el personaje de Karina, que aún mantiene. En la actualidad  lleva a delante sus estudios de Magisterio, su trabajo como actriz y cantante. ha publicado el disco Locos por el Ritmo y participa en numerosos programas y Galas de televisión.

  • En Avilés tuvimos la suerte de ver por vez primera a Elena Rivera sobre un escenario.  Dentro de unos años lo diremos, que estuvimos viendo Elena por vez primera en un escenario.
EL ARTE DE LA ENTREVISTA 13 Foto marcosGpunto B
LUISA MARTÍN / ELENA ROVERA
FOTO:macroGpunto

LUISA MARTÍN,
COMPRENDE LA PIEZA MEJOR QUE YO

Luisa Martín abunda en un amplio curriculum de teatro, cine y televisión. En teatro lo último que pudimos ver es El show  de Kafka y El tiempo y los Conway (CLIKEAR), dirigidas por Juan Carlos Pérez de la Fuente. Es rostro popular en Televisión, y un personaje que marcó en época fue la Juani en Médico de Familia.

Luisaes una actriz enorme que cada vez que habla me demuestra que comprende la pieza, y no solo su papel,  mejor que yo. Está actuando, incluso cuando no está en escena. Podemos imaginarla en las "patas" (entre cajas o bastidores) actuando.

ALICIA HERMIDA,
UN PESO PESADO DE LA INTERPRETACIÓN

arte 3 b
ALICIA HERMINDA / ELENA RIVERA
arte 4 B
RAMÓN ESQUINAS / LUISA MARTÍN
FOTOS: www.madridteatro.net

Alicia Hermida, es un peso pesado en esto de la interpretación. Mi generación fue creciendo con ella, fundamentalmente en teatro y televisión, así como en cine. Lo último que pudimos ver de ella es la espléndida comedia de Gerardo Vera Maribel y la extraña familia, en la surrealista tía, una ancianita de lo más inocente. Sus últimos trabajos televisivos han sido Cuéntame cómo paso, Las chicas de oro, Marco y Stamos okupa2. Ha tenido el humor de prestar su participación en la serie  televisiva Aida.

  • Alicia, no quiere que la llamen maestra, pero lo es. Va  a sorprender, lo cual es sorprendente para una actriz que ya ha cumplido, digo - hay humor en sus palabras ante sus 82 años -, 50 años. Es una mujer que hemos visto muchas veces, y va a impresionar lo que hace en este Arte de la Entrevista. Modestamente creo que intentamos entregar algo valioso para los espectadores. Sentimos que el espectador reconoce a estos personajes, y se reconoce en ellos. Hay espectadores que se reconocen en todos ellos.  

JUAN JOSÉ ALFONSO,
ME ENCANTA ACERCARME AL TALENTO

Juan José Alfonso, canario de origen, posee una amplia lista de títulos como director. 

  • Tengo un primo y ya sabes que los que están más cercanos son los que te dan leña, me dijo:"¿Qué haces con tanta gente inteligente? ¿No te dan miedo?" La respuesta es que me encanta acercarme al talento, y nunca he tenido problemas ante la gente de talento. En este caso estoy eufórico del trabajo realizado, de los días que hemos pasado y de la enorme emoción de poner en pie este texto, que me enamoró desde el primer momento. Juan me lo envió una tarde, y al día siguiente, por la mañana, le dije "no se lo des a nadie". Me dijo que sí inmediatamente, y ya no se pudo echar para atrás. Sé que hay mucha gente que ha leído el texto y muchos directores muy importantes me han llamado diciendo que les hubiera gustado hacerlo y me felicitaban por tener la oportunidad de montarlo. Le doy las gracias a Juan por un texto que me encanta.

TRES GENERACIONES
BUSCAN SU ESPACIO

La historia que nos cuenta Juan Mayorga la describe Juan José como

  • una historia íntima, muy pequeñita. Una historia familiar, en la que tres generaciones buscan su espacio, y al mismo tiempo luchan, como todo ser humano por conseguir la felicidad. Esta familia tiene un peligro como una navaja, pero barbera. Las cosas que le dices a las gentes que quieres, normalmente son muy peligrosas y al mismo tiempo hay oportunidades para demostrar amor. En esta obra podemos ver esas dos cosas: el peligro que tienen las relaciones familiares y la capacidad del ser humano para mostrar la inmensa capacidad de amor que lleva dentro. Eso es lo que hemos querido transmitir.

LA CÁMARA: PRESENCIA INQUIETANTE
LA FUNCIÓN LA TERMINA EL ESPECTADOR

arte 5 b
JUAN MAYORGA / JUAN JOSÉ ALFONSO
FOTO: www.madridteatro.net

El quinto personaje es la Cámara que Juan José la describe como una

  • presencia inquietante que transforma toda la realidad. Entra en un día de primavera muy bonito, soleado debajo de un álamo precioso que hay a la izquierda del escenario. Parece que va a ser un día normal y la presencia de una cámara cambia todo, porque uno, cuando está ante una cámara cambia su actitud y porque, en este caso, la abuela decide contar algo que va a transformar la relación entre ellos. Ese algo lo terminarán de componer los espectadores, porque, en la escritura de Juan una cosa que tiene buena y maravillosa, es que los personajes, los temas y el fondo que trata siempre queda abierto. Es un cuadro  sin terminar, que el espectador tiene que componer, pero no solo en cuanto al concepto general de la función, sino el trabajo de cada uno de los personajes.

En esa visión abierta del texto Juan José confiesa que

  • no sé cómo termina la función. No termina. Es el espectador quien tiene  que decidir, incluso si lo que ha ocurrido allí es verdad. Es muy posible que no lo sea. De hecho nosotros hemos discutido mucho y seguimos discutiendo. Hemos tratado este texto con el mismo amor que Juan ha escrito la función.

MAURICIO, RECONDUIR LAS SITUACIONES

Mauricio, el intruso, Juan José subraya que es

  • un personaje masculino dentro de un mundo de mujeres. Observa desde un punto de vista extraño, singular, que yo llamaría angelical, en cuanto entra en un lugar a tratar de entender a los demás. Es una persona enamorada del trabajo que hace e intenta reconocer las situaciones, reconducirlas y aportar cosas positivas a ellas. Es un personaje muy bonito.

Los días de ensayo llegan a su fin y por parte de  Juan José

no quería que se terminaran, porque son un grupo que se han convertido en una familia. Yo soy la cámara vigilante, y me ha demostrado una entrega absoluta al trabajo.

EL PÚBLICO TE ENSEÑA COSAS.
SIEMPRE DESCUBRES ALGO

EL ARTE DE LA ENTREVISTA 1 Foto marcosGpunto b
ELENA RIVERA ( LUISA MARTÍN / ALICIA HERMIDA / RAMÓN ESQUINAS
EL ARTE DE LA ENTREVISTA 2 Foto marcosGpunto b
 LUISA MARTÍN /A ALICIA HERMIDA
FOTOS: macroGpunto

Por parte de Alicia Hermida, para poder jugar el montaje e incluso su persona necesita

  • más representaciones con el público. Es fundamental. Cada público es diferente y te enseña cosas, que, a lo mejor, no has descubierto. nos faltan esas representaciones, porque no hemos hecho tantas. Han sido diferentes cada representación según el público. Necesitamos al público, no para pasarnos al público en el mal sentido, sino para que nos ayude a desvelar cosas qu todavía seguimos investigando. Te ayuda muchísimo, porque el teatro, como dice Peter Brook, es comunicación  y si no existe, ¿para qué sirve? Para nada. Esa comunicación la sientes. Te das cuenta cuándo el público está contigo o no está. Cada día es distinto. necesitamos una etapa en que no sean funciones aisladas como hasta ahora, sino continuas para notar ese contacto y trabajar mejor. Me encanta ensayar, pero falta algo que es el público. Cuando está la obra crece de manera diferente, para bien y para mal, porque no hay que pasarse al público con cosas. Si la energía está en el escenario, la proyectas, pro el público te la tiene que devolver. Eso sólo pasa cuando haces representaciones y representaciones y descubres muchas cosas. He hecho obras varias veces en distintos momentos, y siempre cuando termina una etapa y la vuelves a retomar o termina, siempre piensas que todavía falta algo, porque siempre descubres algo.

Otro de los secretos de adentrarse en un texto es

  • trabajar no de forma individual. Como una orquesta que tiene que sonar todo en su momento y todos juntos. Esos es difícil, pero ahí estamos trabajando en esa dirección. Si algo no está en el ritmo, tratar de ajustarlo y de comunicarnos lo suficiente entre nosotros, para comunicar al público.

En cuanto al público Alicia lo considera un riesgo porque

  • a veces te ayuda mucho y otras no, porque te pasas al público, y tampoco puede ocurrir eso. Estamos tratando de comunicar y de que el teatro tenga un significado y un sentido, que no deje de tenerlo, porque está hecho par la gente y le pueda conmover y transformar algo. Me decía un actor inglés con el que trabajé: "Cuando la gente sale del teatro y dice "vamos a tomar una copa", malo, porque en el teatro siempre te tiene que pasar algo". En ese sentido, tiene que pasar algo. No basta el hecho social de acudir al teatro. El teatro y en general el arte siempre tiene que transmitir algo y conmocionar algo, mover algo en la vida y en los espectadores. Estamos en un camino que espero que crezca y se vaya haciendo solo con nosotros y con el público.  

HAY QUE ESTAR DONDE TIENE
QUE ESTAR EL PERSONAJE.

Elena Rivera manifiesta estar supercontenta, ya que

  • es la primera vez que hago una obra de teatro, y hacerla con un texto que sea de Juan Mayorga y con este reparto, bueno y con Alicia es que la conozco desde que soy pequeña en Cuéntame. Desde que tengo 11 años. Eso me dio una seguridad. Por lo menos estoy con alguien que conozco desde hace mucho y con la que tengo mucha confianza. En los primeros días de ensayo Cuco decía que se nos notaba cierta complicidad. Como ha dicho Alicia nos falta representaciones con el público, pues las cuatro o cinco que hemos hecho no basta. De todos modos las que hicimos en Galicia, que fueron seguidas, para públicos distintos, te aportan cosas diferentes, pero, como ha dicho Alicia pueden ser cosas positivas o negativas lo que te aportan. No te puedes pasar al público, porque "mira como parece que hace gracia" me pongo supercómica. No : Hay que estar donde tiene que estar el personaje".
EL ARTE DE LA ENTREVISTA 4 Foto marcosGpunto b
LUISA MARTÍN / ELENA RIVERA  
EL ARTE DE LA ENTREVISTA 5 Foto marcosGpunto b
LUISA MARTÍN / ALICIA HERMIDA
FOTOS: macroGpunto

Uno de los aspectos nuevos para Elena, acostumbrada a televisión es el concepto del "tempo"

  • en esto me ha ayudado mucho Cuco. Solo había hecho tele y no tiene nada que ver. Hay secuencias en la tele que puedes estar en silencio, porque en la imagen  puedes transmitir con la cara. Aquí no. Lleva un ritmo más rápido, pero "sin correr", como dice Cuco. No es echar la frase de corrido, sino darle su intención y un ritmo diferente. Al principio me costó estar con gente que lleva toda la vida en el teatro y dominaban mucho. Me veía un poquito verde los primeros días. Al final muy bien. Aún faltan cosas que estamos limando en estos últimos días de ensayo. Estamos probando cosas, pero hasta que no nos enfrentemos al público y llevemos varias representaciones, pues no irá creciendo la obra. Por ahora estamos bastante contentos y con muchas ganas, muchas ganas de que llegue el estreno. Y muy contenta.  

HE HECHO DE PADRE Y MADRE

Luisa Martín rememora su primera vez que se puso delante del público.

  • fue en este teatro - Teatro María Guerrero - y estoy sumamente emocionada. Agradezco profundamente a Ernesto que esté aquí. Eran otros tiempos. ensayamos muchísimo una función de Strindberg - Los viajes de Pedro el afortunado, dirigido por Ángel Gutiérrez -, y era una función muy complicada y terminó por ser este teatro nuestra casa, de una pandilla de chavales jóvenes que veníamos de la Escuela de arte Dramático (RESAD). Yo ahora me siento como una chavala joven, recién salida de la Escuela de Arte Dramático, porque estoy al lado de Alicia Hermida y siento que todos los días aprendo. Hay una cosa que me sobrecoge muchísimo cada día mirarle a los ojos e intentar penetrar en el alma de Rosa, mi madre, que trata de trasmitirme una serie de emociones que yo no sé describir. No se descifrar si son reales o inventadas, pero que trato, denodadamente, describirlas para mí misma, para que no me hieran tanto como me han herido. Hay una relación de complicidad, pues ha nacido sin un padre, que es un poco "friki". He hecho de padre y de madre, y se ha creado una gran complicidad. A partir de este momento la relación también cambia. Mi personaje (Paula) es muy curioso porque tiene una evolución dentro de la función. Es una mujer muy segura de sí misma, al principio. Se echa todo a la espalda como la mayoría de las mujeres de mi generación en este país. Tiene un alto sentido de la responsabilidad,  gerente en un Hospital, que eso  no le resta un ápice para volcarse en la familia en su tareas diarias Una alta ejecutiva que no tiene problemas económicos ante los pequeños problemas de la vida cotidiana, pero el dinero no soluciona la preocupación que siente por su madre o por su hija a la que ha tenido que cuidar, sin la figura de su padre.

LA ABUELA, UN DETONANTE EXPLOSIVO

La abuela es la que hace explotar el detonante y ello hace caer en la cuenta a Paula de

  • una soledad inmensa. Es una mujer que no está atendiéndose a sí misma. Lo descubre porque un personaje que viene de fuera, que siempre cuando hay un problema en la familia, que se quede en la familia, porque por mucho que tu critiques a los tuyos, si viene alguien de fuera y critica a los tuyos, no te gusta. Una mirada de un de fuera como en Mauricio, que interpreta magníficamente bien Ramón, me da muchas claves que yo tenía olvidadas, que me hacen recomponer la vida que hasta este momento tenía. Por eso, es un personaje a veces lento, a veces rápido. Sufre unos bandazos que le hace cambiar de tendencia. Esa es Paula,

NO HAY PROBLEMA,
ES CANARIO

EL ARTE DE LA ENTREVISTA 11 Foto marcosGpunto b
LUISA MARTÍN
FOTO: macroGpunto 

Luisa destaca el proceso de ensayosl

  • que han sido tan divertidos, tan felices, tan relajados que no me puedo creer que estemos a punto de estrenar. Estoy nerviosa como todos, cuando va a estrenar, pero el lema de Cuco es el "no conflicto".  "No hay problema, no pasa nada"

  • Es canario -advierte Juan Mayorga

  • Es canario, tranquilo. Al principio me desconcertaba. "¿Seguro? ¿No hay problema?" él respondía "No, no hay problema".  Es curioso, porque esta Compañía es permeable. Todos somos permeables a todo. La obra que va a ver el público la hacemos como la hacemos, la hemos hecho completamente al revés, la hemos  hecho una cuarta parte dada la vuelta, otra cuarta, esta desdoblada. Le hemos dado todas las vueltas que ha sido la forma más bonita de desentrañar la obra. No hemos trabajado en mesa, sino en un taller.  hay una escena muy dramática en la que hay que llorar, y luego la hemos hecho riendo.  Nos hemos divertido como cuando estábamos en la Escuela y se jugaba a interpretar. Me he sentido desconcertada porque estoy acostumbrada a otra forma de trabajar.  Juan ha venido a algunos ensayos, y Cuco le ha permitido que hablar y aportara ideas. Por ello gracias Cuco. Me ha tocado el gordo.

EL ENSAYO,
PROBAR UN TRAJE

El proceso de trabajo de Juan José es

  • Yo no creo en los trabajos de mesa para nada, pues lo que se hace es intelectualizar la idea que los autores tienen de los personajes. Creo que el texto no se puede comprender hasta que está sobre el escenario.  Es como si con un traje se dice yo creo que hay que cortar más de aquí, entra un poco más de abajo...¡Coño! pruébatelo. Te pones el traje y sabes cómo va el asunto. A mí me libera de un trabajo enorme, porque lo hacen ellos. Yo les voy chupando todas las ideas, y lo que trato es de reconducir la situación al interés mío. Si resulta, me da igual que ellos hayan influido en mí o yo en ellos - concluye Juan José.   

ME ENCANTÓ EL PERSONAJE,
UNA ESPECIE DE ÁNGEL QUE LLEGA A CASA

EL ARTE DE LA ENTREVISTA 9 Foto marcosGpunto b
ALICIA HERMIDA / LUISA MARTÍN
FOTO: macroGpunto 

Ramón Esquinas piensa que le ha tocado la lotería con este texto.

  • Dejé de hacer teatro para dedicarme al mundo audiovisual y el cine. Conocí a Cuco en una cafetería y me ofreció este personaje. En la Escuela de Cristina Rota, cuando estaba en Cuarto Curso, ya había tenido relación con Juan Mayorga. Había visto El Crítico, así que iba predispuesto a decir que sí antes de leer el texto. Me encantó el personaje. Otra lotería es poder actuar en el Teatro María Guerrero y la gira. Mi personaje es una especie de ángel que llega a la casa. Estoy muy agradecido.

EL MUNDO DEL PERIODISMO
ESTÁ MUY PRESENTE.

El título El arte de la entrevista, con la alusión a la "entrevista", según Cuco y Juan sí tiene que ver con la entrevista propio del periodismo.

  • No es tema central de la función, pero está continuamente presente, por la importancia que tiene la propia moral de aquella persona que está detrás de la cámara. Tiene una responsabilidad inmensa de lo que otro está diciendo, se transmita o no. Ese punto de responsabilidad se pone en la función muy explícito. Es la ética de la entrevista. Concretamente le dice :"¿Usted publicaría esto, si se dieran las circunstancias?" Se mete bastante de lleno en la importancia de la moral de cada individuo, con respecto a lo que muestre de los otros. Es una responsabilidad no del otro, sino tuya. En este caso a través de la cámara, pero podría ser a través de la palabra. En este sentido el mundo del periodismo está muy presente.

EL ABISMO DE LA ENTREVISTA

Juan Mayorga define a la Entrevista como

  • una conversación, pero muy especial. Siempre hay un tercero que el que lo va a leer o ver. Ese tercero está en cada pregunta y en cada respuesta. Está animando a un tipo de preguntas o censurándolas. Animando a un tipo de respuestas o censurándolas. Atraviesa a ambos agentes del hecho de entrevistar. En la obra se alude a alguna entrevista. En la anécdota inicial es que una chica llega su casa con una cámara que le han prestado en el Instituto porque el profesor de filosofía les ha traído a una periodista para hablar de El arte de la entrevista, y dentro de la entrevista, de la ética de la entrevista. No es lo mismo hacer unas pregunta u otras, entrevistar desde la cámara  colocándolo en el plano o dejando su voz... En principio, la madre se toma con sarcasmo que se haya dado en un clase de filosofía. En lugar  de explicar a Sócrates, jugar con los niños. Poco a poco vamos comprendiendo que el profesor de filosofía ha lanzado una gran carga, y está haciendo filosofía en la práctica con ese ejercicio. Aquí la entrevistadora no es una periodista profesional, sino una adolescente que está empezando a mirar. Luego entrevistadores y entrevistado  se acercarán a ese abismo que es una entrevista.   

HAY NAVAJA,
MUCHO AMOR
Y HUMOR

En El chico de la última fila  (CLIKEAR) un ejercicio escolar desencadenaba la historia.

  • Aquí también. Crea el conflicto. Esa cámara ingresa, ingenuamente, por un ejercicio escolar y se convierte en un bombazo. Por otro lado, no se trata de ese tipo de obras, por las que no siento mucha simpatía, en la que colocas a una familia y se empiezan a tirar los trastos a la cabeza, a insultarse unos a otros y a despellejarse. No vivo en ese tipo de familia, y no siento especial afecto a ese tipo de construcciones, que, por supuesto, tiene una determinada eficacia. Aquí hay navaja, pero, también, mucho amor entre estos personajes. Precisamente por lo mucho que se quieren, la navaja se convierte en espada.  

En medio de esas tensiones que aparecen el humor no está ausente.

  • Yo con mi madre me reía mucho - confiesa Luisa Martín -, que ha muerto hace poco. Tenía Alzheimer y me hacía reír por recordar ciertas cosas, o porque hay una parte de esas enfermedades  que provocan desinhibición. Dicen lo que les da la gana. Te hace reír, aunque como hecho cotidiano es dramático. Te tienes que reír. Otras veces ríes par no llorar, sino le darías una bofetada a tu hijo y te quitan la custodia. Es que un adolescente cuando se pone y se pone es que ... Son situaciones cotidianas, que llegan mucha carga de profundidad, algo que hace muy bien Juan. Son situaciones cotidianas que a todos nos recuerdan, porque todos tenemos una familia. Unas veces somos hijos y otras veces somos padres. Yo todavía no he llegado a ser abuela. Espero que me llegue. 
EL ARTE DE LA ENTREVISTA 7 Foto marcosGpunto b
ELENA RIVERA / RAMÓN ESQUINAS
FOTO: macroGpunto


ABUELA , MADRE E HIJA
TRES MUJERES QUE
PARA LLEVARLAS ¡CARAY!

  alicia b
  ALICIA HERMIDA
  luisa b
  LUISA MARTÍN
  elena b
  ELENA RIVERA
  ramon b
 

RAMÓN ESQUINA
FOTOS: macroGpunto

 La abuela es , según Alicia

  • Es una mujer muy moderna que rompe los esquemas familiares. Eso es una de las cosas que produce conflicto.  Con su nieta se ve que es una mujer mucho más abierta y progresista en el sentido humano y social, que la familia que es más conservadora.

En el caso de la madre es

  • superprogue, pero en mi casa me enfrento con mi madre. Somos tres mujeres de gran carácter. No es una función en la que los tres personajes femeninos sean una familia en que son suaves o viven un conflicto. Son tres mujeres reales, pero con mucho carácter, que es muy curioso par el personaje de Mauricio. Se encuentra con tres mujeres que para llevarlas...¡caray! Son complicadas, pero también tienen humor. Lo expresan todo con la misma fuerza cuando se enfadan y cuando se ríen. Son bastante activas, pero no quiero desvelar todo.

OBRA PARA TRES MUJERES
ALGUIEN LAS CONVERTIRÁ EN HOMBRES
PERO TODO CAMBIARÍA

La anécdota , según Juan, pide que fueran tres mujeres y no hombres.

  • supongo que en algún lugar un director las convertirá en tres hombres y aparecerá una mujer en vez de Mauricio, pero todo cambiaría. Sí creo que es un mundo de mujeres, igual que Mauricio, el autor ha intentado acercarse a ese mundo con respeto, aceptando el misterio de la mujer y no quiero ser machista, pero, para mí, la mujer es un misterio. Lo es mi hija de 8 años, y lo es mi madre de setenta y tantos años, y mi mujer no digamos. Sí, en la obra hay un mundo femenino, una palabra femenina  y un modo de estar de las mujeres en escena. Sin embargo un personaje que pareciera que podría cumplir los arquetipos de lo femenino es precisamente el personaje de Mauricio. Parece que cumple ciertos tópicos de la mujer. Por supuesto nos interesa mucho las opiniones de las espectadoras. Algunas serán severas con el autor.

LA CÁMARA, OFERTA  A  LA DESINHIBICIÓN             

  • La cámara es importante, puesto que cuando uno se coloca ante la cámara se desinhibe. Lo dice el personaje  - dice Luisa -, tengo la cámara delante y voy a contar una película. No nos comportamos igual ante una cámara que en situaciones normales. Hay que gente que se inhibe, pero otra no. Hay mucho programas en que ves que detrás de la persona hay un "friki" que quiere sus cinco minutos de gloria. La cámara lo que hace es transformar el espíritu natural del discurso, o te lo inhibe o te lo desinhibe. En este caso a mi madre se le ha soltado la lengua. Sin la cámara no hubiera sido igual.
       
  • La cámara es una ocasión - refrenda Juan Mayorga. Hay un momento en que la madre pregunta a la abuela:"¿Por qué has dicho esto hoy?" Y la abuela contesta: "Es que nadie me ha hecho una entrevista". Ante esa cámara cuenta lo que nunca ha contado, pero la cámara nos convierte a ella y nosotros en un actor que sabe que habrá un tercero que verá eso. Entonces elige un relato, que es importante porque es el relato de su vida. Una cámara que nos pregunta por nuestro pasado, nos da opción para reescribir el pasado. Presentarnos como nunca lo hicimos. Por eso, entre nosotros, hemos comentado que la obra habla sobre la esperanza en el pasado. Por supuesto que el futuro es imprevisible, pero también lo es el pasado y qizá nada sea tan imprevisible como el pasado.  Cualquiera de nosotros ha tenido un golpe de memoria y algo ha resignificado aquello que hizo a los 16 ó 20 años. Es el tiempo el que subraya y tacha. Esta mujer ha tenido ocasión de recontar su pasado a si misma y a otros. Al reencontrarlo transforma el pasado, presente y futuro de la vida de esa familia. Eso que hace la abuela, acaso lo harán todos los personajes, de forma que sí es decisiva la presencia de esa cámara.      

ANTE LA CÁMARA
Y FUERA DE LA CÁMARA

La familia la conocemos a través de esa cámara y por lo tanto difícil  de saber cómo es. Luisa cree que en parte sí pues

  • se puede sacar  una media aritmética. Lo que pasa que va depender de la implicación de cada espectador. Si la vida del espectador coincide con la vida de alguno de los personajes, le va a costar más objetivar todo eso. A los personajes se les con la cámara delante y sin la cámara. Entonces hay un comportamiento que es claramente diferente. Eso es lo que el público desde fuera puede ver. En los distintos que hemos estado vemos cómo el público se posiciona según lo que ha vivido en su familia. Quienes tiene una madre de edad se posiciona con la madre. Si es una adolescente se posiciona con la nieta. Después de esto la gente no se va tomar unas copas, sino que van a discutir detrás de un bocadillo, pero discutirán. Han entrado a los camerinos a felicitarnos y miembros de la familia han puesto a discutir, discutir. Eso es bueno porque la obra les deja incandescente.     

TODOS CONSTRUIMOS NUESTRO PERSONAJE

De todo ese juego de ensayos diversos, Juan ha visto algunos ensayos y el estreno en Avilés.

  • Es muy importante que sea el espectador quien complete la obra, como sucede en la vida:¿Qué sabemos los unos de los otros? Nos parecemos a ese que hace un dibujo a partir de los puntos de un pasatiempo. Construimos un dibujo a partir de eso. Eso lo hacemos permanentemente, incluso con los más cercanos. ¿Quién es? De ahí esa frase tan cotidiana:"No me esperaba esto de ti".  Has construido un relato sobre el otro, y de pronto hace algo que se sale de él. Eso tiene que ver con eso de ¿qué personaje estamos construyendo en cada momento? Necesitamos de personajes para vivir. Al elegir esta camisa, construyo un personaje y no quiere decir que sea hipócrita. El problema viene cuando el personaje te asfixia. Cuando el personaje no ha sido escrito por ti. Está en la obra: Cada personaje se pregunta: Esto que he hecho en el pasado o en el futuro ¿lo elegí yo? o fue elegido por otros. Elegido por un decoro, por prejuicios, unos compromisos o unas negociaciones. Todos construimos nuestro personaje.

TENGO QUE HABLAR CLARAMENTE

  • A propósito de la hipocresía - añade Juan José - esta superminusvalorada. Ha salvado más vidas que, muchas veces, decir la verdad. Si no existiera, se armaba la de Dios. Es absolutamente imprescindible para vivir, lo que hay que conjugarlo con la verdad.

  • Ese es uno de los descubrimientos de mi persona - interrumpe Luisa -, sobre todo al final. Esa capa protectora que se siente obligada a ocultar a su hija ciertos acontecimientos de la familia con respecto al padre y finalmente tienes que descubrirlo tú.  

  • En este caso estamos ante una anciana, que dice lo que no hubiera dicho en otro momento, porque es una anciana. Como es una anciana, no es vulnerable. Dice:" Me queda poco, tengo que hablar claramente. Puedo decir la verdad de cómo yo hubiera querido que hubiera pasado". Esa explosión termina por ser una bomba de racimo, que desencadena otras explosiones. Si ella no hubiera dicho lo que dice su nieta e hija no hubieran hablado como han hablado y no hubieran tomado las decisiones que toman.  

TEXTO Y HECHO TEATRAL,
NO SIEMPRE CONVERGEN

RAMON 2 B
RAMÓN ESQUINAS
ELENA
ELENA RIVERA
FOTO: macroGpunto

La cercanía e irrupción de autor en el director Alicia, por experiencia, piensa que

  • hay directores y directores. Hay directores que no quieren que los autores vayan. hay otros que trabajan más en colaboración, como el caso de Juan, que no es que haya venido mucho, pero sí está muy estrechamente ligado . Hay autores más susceptibles  y directores que no quieren la presencia del autor porque el autor tiene su propia visión. Después el hecho teatral da otras cosas. El actor, director, público descubren cosas que el autor no había imaginado. Puede estar bien o mal, pero se transforma. Hay autores muy celosos de su obra. Hay un autor del que estrené casi todas sus obras, menos una porque iba de gira fuera de España,  Agustín Gómez Arcos. Una de las últimas Queridos míos aquí en el Centro Dramático. Una vez le discutí: "No es así, porque una cosa es lo escrito y otra lo representado"  De repente hay cosa que los actores ponemos, pues cambian. Una cosa es el texto y otra la representación. Y le convencí. Es el único al que se lo cuestioné. Reaccionó muy bien. Este no ha sido el caso. Al contrario, yo hubiera preferido que Juan hubiera venido más a los ensayos.
 
 

HAY UN MOMENTO EN QUE EL AUTOR,
NO DEBE IR A LOS ENSAYOS

  • Hay un momento - añade Luisa- en el que el autor no deber ir a los ensayos, porque toda la obra se desmadeja. Escomo si tienes un tapiz y lo tienes que deshilachar absolutamente. Si en ese momento llega el autor, no podría soportarlo. Además hay un momento en que lo que está escrito parece que no vale, porque buscan al personaje dentro de ti, con tus propias palabras, tu propio refuerzo para acercarte de una manera más real. Ese es el momento crítico para el autor. Luego a partir de que esa fase se pasa, vuelves al autor. A veces hemos puesto alguna palabra que sirve te apoyatura y después ves que estorba. Se vuelve  al autor.

  • Yo he conocido autores que pretenden mejorar a Shakespeare- añade humorísticamente Juan José.

  • En este caso no hemos cuestionado nada- concluye Alicia. Al contrario, vemos que cuando Juan ha puesto un silencio, vemos que es un silencio dramático

  • Como director yo no sólo trato con Juan, sino con Shakespeare. Trato de decir lo que dice el autor, pero, al principio, es muy difícil para los actores. Por eso me parece que ellos vayan buscando otras palabras para volver después

  • Pero eso es difícil en televisión - apunta Alicia. Los guionistas se enfadan. lógicamente. Se puede mejorar algo, y cuando es así, yo les llamo por teléfono. Lo que no se puede es que cada uno mejore su texto como le dé la gana. Es una locura, un disparate. En eso hay que ser muy cuidadoso.
  • También por la rapidez con que se trabaja. Te dicen di el texto como quieras. Los actores somos mucho más disciplinados de lo que parece - añade Luisa.

  • De todos modos es un lujo tener al autor para poderle preguntar dudas - comenta Ramón. Es un consultor, y luego Cuco, tiene la humildad que cada vez que hablaba el autor, callaba y lo escuchaba, sin que se crease un duelo. Yo le admiraba.

  • No había sugerencia de nadie que no se haya respetado. Si ha servido se ha dado por buena, y si no se ha rechazado - añade Luisa.
conjunto b
ERNESTO CABALLERO / RAMÓN ESQUINAS / LUISAMARTÍN / JUAN MAYORGA
FOTO:www.madridtesatro.net

Los visos dramatúrgicos podrían derivar en un guión de cine.

  • Es posible- confirma Juan Mayorga.Algunos me lo han dicho  y lo ven así. 

 

 

Fosé Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

Última actualización el Lunes, 07 de Abril de 2014 11:09