Contactar

 

Villa + Disrcuso. Una mirada al mundo. Crítica PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande   
Sábado, 03 de Noviembre de 2012 12:55
 
VILLA + DISCURSO
MEMORIA HISTÓRICA SIN PALIATIVOS

VILLA + DISCURSO
MEMORIA HISTÓRICA SIN PALIATIVOS
 
 
 FOTO: PRODUCTORA
En el ciclo Una mirada al mundo, llega un texto y un modo de teatro no habitual por estos prados. Es Chile quien nos lo envía, y tal propuesta entra dentro de una "nueva mirada al mundo": el teatro iberoamericano. De lo que se cuece teatralmente  por el continente iberoamericano, tenemos retazos sueltos a través del Festival Iberoamericano de Cádiz y de la labor desarrollada por el Nuevo Teatro Fronterizo. Más contacto, en estos últimos años, ha sido  con el teatro argentino, que nos ha traído un modo de abordar el teatro de modo diferente.
 
Iberoamérica es para la mayoría de los españoles una tierra poco conocida, salvo los taras de la droga y la guerrilla. Después nos sorprendieron las brutalidades de las dictaduras Argentinas y Chilenas. Años atrás Chile estuvo muy presente, en nuestras sensibilidades, con el caso Pinochet. Rememorar aquellos momentos es lo que pretende Villa + Discurso de Guillermo Calderón. En otras palabras recuperar la "memoria histórica", tarea que se intenta llevar a cabo, también, en España, aunque algunos pretenden silenciarla por aquello de "vivamos en paz" y "¿para qué rememorar odios?" Pactar con estas y similares sentencias es olvidar que todo ser humano tiene derecho a limpiar el nombre de sus antepasados, cuando éste ha sido vilipendiado por "mor" de una dudosa e injusta ideología.
 
Villa + Discurso, es el título global para enclavar dos obras, que podrían representarse por separado. Lo que les ha terminado uniendo es la temática común: la evocación del mundo de la tortura de aquellos años chilenos de terror bajo la dictadura de Pinochet.
 
Villa se refiere a la Villa Grimaldi, principal centro de tortura y exterminio de aquel período. En la actualidad lo ocupa un parque al que se le ha llamado Parque por la Paz. La sensibilidad de las nuevas generaciones ha creado una reflexión acerca de lo que debe ser ese lugar. Está en la habladuría de la gente. ¿Reconstruir la Villa para recuerdo de lo acaecido? ¿Crear un Museo? ¿Dejarlo como Parque por la Paz?
 
Tales interrogantes, Guillermo Calderón - director también de este montaje - las sube al escenario a través de una puesta en escena sencilla, limpia, pero no por ello menos expresiva. Simula un comité, mediante tres representantes, que tiene que votar y dejar establecida una de las tres opciones. La votación que parece muy fácil, se complica al aparecer siempre un voto nulo, el cual niegan haberlo dado las tres. Para obtener datos de lo que se podría votar, cada una de ellas defiende una postura y describe su opción por la Villa, el Museo o el Parque. Ello da pie a que vaya apareciendo la historia de todo el horror acaecido en aquella Villa Grimaldi, y permite que se cree cierta tensión dramática. La virtud del texto está en que no se reduce a una mera enumeración de aquellos actos execrables. Éstos cobran vida en las participantes, al apuntar la posibilidad de haber sido ellas víctimas de tales atrocidades.
 
Esta narración que podría caer en una historia de terror o de melodramatismo, tiene el buen gusto de la discreción, sin que ello quite fuerza ni verosimilitud a lo narrado. No faltan las dosis de humor que permiten poseer esa difícil virtud de crear un ritmo, con sus partes de fuerte emoción, así como otras de distensión. A ello ayuda la verosimilitud de la interpretación en las tres actrices. Mantienen cierta distancia de la narración, sin que ello suponga no involucrarse. Recordar ese pasado, con motivo del uso futuro del Parque por la Paz, nos sirve, una vez más, para reflexionar sobre la incógnita del ser humano.
 
El espectáculo mantiene el interés. No obstante, no sabría decir exactamente dónde, en algunos momentos parece que el ritmo decae y tengo la sensación de que hay "dobletes" de la narración.
 
La segunda parte - en España sin interrupción y en Chile con un paseo durante unos diez minutos por los lugares de tortura como son los de José Domingo Cañas, Londres 38 y el actual Parque por la Paz Villa Grimaldi - lleva el título Discurso, porque Guillermo Calderón construye un discurso ficticio de despedida del poder, puesto en boca de la presidenta Michelle Bachelet. La unión con Villa se encuentra en el tema de la tortura - ella fue víctima de la tortura - aunque ésta no es el tema central. Michelle Bachelet Jeria fue la primera mujer que en Chile subió a la presidencia - 2006/2010 - y ello conmovió a toda una generación. Actualmente es una batalladora pro Derechos Humanos, y encargada de ONU Mujeres, agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género. Su despedida de la presidencia le da pie a Guillermo a construir el mencionado discurso que reparte entre las tres actrices - la banda tricolor de la República se reparte entre las tres - a nivel escénico. Texto de despedida, salpica, alternadamente, su vida personal y sus aspiraciones humanitarias a través de la política. El "pathos" de su vida lo crea la tensión entre sus ideas socialistas y el tener que compaginarlas con el modelo económico neoliberal que ha heredado en la Nación.  Guillermo Calderón consigue una biografía de Michele, que no nos deja indiferentes. Posee fuerza y dramatización escénica a través de las tres intérpretes, que saben comunicarle una emotividad que llama la atención. Es un texto muy directo, en los límites del mitin inteligente y no populista. Su diversificación tripartita aligera y crea un movimiento escénico, a pesar de que están firmes en sus puestos, que convierten el monólogo en verdadero teatro.
 
En los saludos, la banda tricolor en ellas, ha sido cambiada por otras de dibujo y color que nos recuerdan el arte artesanal chileno. ¿Trata Guillermo de encontrar la solución de los conflictos y abusos en el pueblo llano?
 
Villa + Discurso es un teatro que no se aviene a metáforas o simbolismos, sino que habla directamente y describe, sin disculpas ni paliativos, el incomprensible horror de la humanidad, cuando le invade la locura del poder y la ambición.
 
Título: Villa + Discurso
Dramaturgia: Guillermo Calderón
Diseño Integral: María Fernanda Videla
Producción: María Paz González
Asistencia de dirección: María Paz González
Coproducción: Fundación Festival Internacional Teatro a Mil
Intérpretes (por orden alfabético): Francisca Lewin, Carla Romero, Macarena Zamudio
Dirección : Guillermo Calderón
Duración: Villa, 70 minutos - Discurso, 40 minutos- Descanso: 10 minutos.
Estreno en Madrid: Teatro Valle Inclán (Sala Francisco Nieva), 25 - X - 2012
 
 FOTO: PRODUCTORA


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande


TEATRO VALLE INCLÁN
(Polivalente)
DIRECTOR: GERARDO VERA
SALA PRINCIPAL:
Aforo: 510
SALA FRANCISCO NIEVA
Aforo: 150
PZ. DE LAVAPIÉS, S/N
28012 – MADRID
TF. 91 310 15 00
METRO: LAVAPIÉS
e-mail:
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Última actualización el Sábado, 03 de Noviembre de 2012 14:22
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium